Esto es lo que hay

|

La última encuesta del CIS levanta ampollas: las cifras que dan una diferencia de veintitrés puntos entre PSOE y Partido Popular y que el segundo clasificado es el Ciudadanos de Albert Rivera y que los populares se queden en el tercer puesto a un punto y pico de Podemos, que sube en intención de votos, convulsionan el panorama político y ofrece un retrato que no favorece al PP, en particular, ni a la derecha en general, puesto que la suma de votos de la izquierda supera de forma considerable al dúo Ciudadanos-PP. 
Por si fuera poco el líder peor valorado es el líder popular, Pablo Casado, al que, además, le señala la opinión pública como el máximo responsable de la crispación.
Y hay otras cifras, las de la EPA, que deja buenas y malas sensaciones. Así el paro se redujo, pero el 27 por ciento con un trabajo precario y temporal, dejando aún a más de diez millones de hogares españoles donde todos sus miembros están paro.
¿Y qué nos ofrecen nuestros políticos? ¿Emigrar, trabajar más horas, buscar oro en el río Miño? No. Uno de cada cinco españoles puede ganar más, nos grita desde la publicidad (primera página el jueves pasado en el diario “El País”) que pagas los juegos de azar organizados desde la autoridad: primitiva, quinielas, las carreras de caballos, etc.  
Y nos aseguran que el destino nunca ha sido tan prometedor. Y es que hasta hoy se podía gastar un euro en un café ¿?, una bolsa de pipas, pero ahora gracias al Gobierno, por un euro más se puede conseguir hasta un millón de euros. 
Ya lo saben: o se apuntan a la tarea de intermediarios –vendiendo el AVE o consiguiendo mordidas en el ramo de la construcción, venta de armas, por ejemplo –con el peligro de acabar en la cárcel de Soto del Real, donde ya hay docenas de persoeiros– o las apuestas del Estado. 
Hay también apuestas sobre el futuro de Europa, que se enfrenta al crecimiento, en varios países, de la extrema derecha envuelta en un ultranacionalismo xenófobo que aprovecha la crisis económica y social para cargar contra el diferente.
Desde las más altas magistraturas nos piden perdón, pues “no han gestionado bien el asunto de las hipotecas”,  y allá ustedes como usan el comodín del perdón. 
El día cinco, que es lunes y cambió ya el horario, nuevo capítulo. Se admiten apuestas. Y para apostar recuerden la oferta de las páginas anteriores.

Esto es lo que hay