¡Ay, el caco!

|

Sin duda ya lo habrán leído: El registro que hizo la UDEF de Génova confirma que el PP pagó en B la reforma de su sede central. Al menos, parte de ella. Se confirman las presunciones y afirmaciones del caco Bárcenas y se confirman los patinazos y un quedar con el culo al aire de Cospedal, Rajoy, Arenas y otros componentes del mentiroso mariachi. Alguien insobornable ha sostenido que ese análisis definitivo “viene a confirmar” la doble contabilidad del Partido.
Curioso: sin embargo, la Policía no halla datos de que fondos del PP acabaron en cuentas de Bárcenas, con lo cual esta nueva vuelta de tuerca viene a “enmierdar” todavía más las fianzas del Partido Popular. A tenor de los llamados papeles de Bárcenas la declaración del ex tesorero, al menos 880.000 euros fueron a parar por la vía del dinero negro a Unifica, la empresa encargada de la obra. El valiente juez Ruz sostiene que el análisis final de los investigadores permite seguir sosteniendo, aun con mayor fundamento del que ya obraba en la causa, que el conjunto de los elementos objeto del análisis viene a confirmar, a nivel iniciario, la existencia en el seno del Partido Popular de una corriente de cobros y pagos continua en el tiempo, ajena al circuito económico financiero y al margen de la contabilidad remitida al Tribunal de Cuentas.
El sistema empleado para ocultar la realidad de los pagos a Hacienda consistía en hacer dos certificaciones de obras. La primera, de importe menor al real, se pagaba correctamente. La segunda correspondía a las obras y gastos verdaderos, y era más cuantiosa. La diferencia entre ambas se abona en parte con fondos ajenos al circuito económico financiero. Así pues, ahora nos explicamos los españoles aquellas palabras encriptadas de Rajoy: “Todo es mentira menos algunas cosas”. Y aquellas atroces paridas de la Cospedal: “Indemnizaciones en diferido”, después de haberse metido en un jardín intransitable del que no sabía salir.
Y me pregunto: ¿Qué le queda al españolito de a pié, si la sede central del Partido en el poder estafa a Hacienda? ¿Qué ejemplo es ése? Pronto, elecciones a Europa.

¡Ay, el caco!