Una coalición que solo funciona en la papeleta

|

Hay coaliciones y coaliciones. Por ejemplo, la que pretendía Inés Arrimadas con el PPdeG, era, de hecho, un chollazo. Luego están quienes se juntan por eso del interés común (que en este caso es el de conseguir algún puesto en el Parlamento que les permita seguir viviendo del cuento), que es lo que sucede con Podemos, Esquerda Unida, Anova y las mareas municipales. Una gran coalición de progresistas que funciona solo en la papeleta. Sorprendió mucho que cuando Pablo Iglesias visitó A Coruña para presentar a su candidato, Gómez-Reino, no se dejaran ver por el auditorio ninguno de sus compañeros de alianza. Por eso, ahora resulta menos extraño que los que fueran alcaldes emergentes estrella para ser luego candidatos estrellados, no vayan a contar con Antón Gómez-Reino en un acto político, también en A Coruña. Vamos, que va a ser más difícil conseguir una foto de ellos juntos que ver un perro verde, aunque, al final, seguro que encuentran una excusa para culpar a los medios de manipular la realidad y presentarlos como lo que son, una alianza de intereses.

Una coalición que solo funciona en la papeleta