Todo es tan parecido y demasiado diferente

|

LA compra del Popular por el Santander supone la desaparición del Pastor. Además, deja en el aire el futuro de la Fundación Barrié, con lo que eso significa para Galicia. La entidad invirtió desde 1996 casi cuatrocientos millones. Mientras De Guindos se felicitaba por la venta, los gallegos tienen que preguntarse qué ha pasado para que una entidad que mantenía una importante cuota de mercado en la comunidad se haya venido abajo como un castillo de naipes. Las comparaciones son odiosas, pero, por reciente, es imposible no buscar paralelismos y preguntarse si no era posible otro tipo de operación, como sucedió con las cajas, lo que dio pie a la creación de Abanca. Esta entidad no solo ha demostrado su solvencia, sino también su compromiso con Galicia a través de Afundación. Es evidente que la situación es diferente. Pero en un caso, Galicia salió ganando y, ahora, parece que lo pierde todo. FOTO: sede central del pastor | aecfo  

Todo es tan parecido y demasiado diferente