¡Anda que si toca trabajar!

|

EL puesto de Jorge “El autócrata” Suárez en la troupe de los alcaldes trivagos corre peligro. Al echar del gobierno local a Esther Leira –¡es la cuarta reorganización en dos años!– se ha quedado casi en solitario, pues solo le apoyan los cuatro concejales de Ferrol en Común –la Marea en versión naval– y las dos no adscritas que proceden del PSOE, de una corporación que tiene 25 componentes. El alcalde ferrolano echó cuentas –por los dedos, desde luego– y se le pusieron los pelos de punta –que vaya un poco más despeinado no se nota–, ya que ahora salen a casi cinco carteras por edil. Tan arrepiado se quedó que vaticinó que habrá que hacer un sobreesfuerzo para gobernar la ciudad. Pues como no lo hagan sus compañeros... porque lo que es él... Se expone a no poder ir de espectador a un pleno del Congreso la víspera de la celebración de un pleno vital para la ciudad o, lo que es aún peor, a que sus dos coleguitas le retiren el saludo como al exjuez y virtuoso de la gaita y la zanfoña, Luís Villares. Él verá lo que hace.

¡Anda que si toca trabajar!