Garzón afila el colmillo para demostrar su tolerancia

|

Gaspar Llamazares ya fue un proscrito en su momento. Allá por 2010 al FBI le dio por utilizar una imagen del médico comunista para ilustrar los carteles que representaban a un Bin Laden sometido al castigo del paso del tiempo, pues ya habían transcurrido casi diez años desde el 11-S. Ahora, sin embargo, los carteles con su fotografía bajo el lema “Reward” no están clavados en una secuoya del parque Yellowstone, ni siquiera en un más modesto árbol de Central Park, sino en los tablones de anuncios de las sedes de IU. Garzón, no Baltasar, sino el tal Alberto artífice junto a Pablo, antes Pablo Manuel, “Viva la Gente” Iglesias de que Unidos Podemos degenerase en Ni Unidos Podemos, que del sorpaso pasó al tortaso, ha puesto precio a su cabeza por decidir que se presentará a las elecciones con la plataforma Actúa. Eso se llama tolerancia.

Garzón afila el colmillo para demostrar su tolerancia