Un alcalde de lo más espléndido

|

EL alcalde de Torremolinos, el socialista José Ortiz García, es un copión. Su jefa, Susana “La sultana” Díaz, decidió por su cara bonita –expresión heteropatriarcal– reducir la jornada laboral a los funcionarios, aunque la ley no lo permitía. Ortiz hizo lo mismo para que los empleados municipales dispusiesen de la “cortesía” de quince minutos tanto en el horario de entrada como en el de salida. La dádiva, que cumplirá en enero dos años le ha supuesto ya al Concello 195.000 horas de trabajo, lo que podría suponer un fraude millonario contra la Hacienda local. Es lo que tiene ser espléndido con aquello de lo que no se es propietario.

Un alcalde de lo más espléndido