Por una España un poco menos viciosa

|


MENOS mal que Cristóbal Montoro ha decidido no tocar los impuestos del botellín de cerveza. De este modo, el ministro de Hacienda se garantiza que Pablo Iglesias (a quien le encanta salir en las fotos con una botella de cerveza) no se le ha tirado a la yugular. Eso sí, Rajoy y los suyos tiene muy claro que a cuenta del recorte que exige Bruselas pueden hacer que España sea un poco menos viciosa y por eso han decidido que sean fumadores y bebedores de alcohol de alta graduación quienes paguen los platos rotos de su pacto presupuestario con los socialistas. A este paso lo mismo legalizan los porros para poder cobrar impuestos por la marihuana y salvar de paso la hucha de las pensiones.

Por una España un poco menos viciosa