Unas cifras demasido claras

|

desde que comenzó esta crisis sanitaria en la que estamos inmersos, han llamado poderosamente la atención los problemas que el Gobierno ha tenido para dar unas cifras creíbles de afectados y, sobre todo, de víctimas mortales. Da la impresión de que el Ejecutivo pretendiera minimizar la crudeza de la pandemia minimizando el número de fallecidos. Y esto sigue sucediendo ahora mismo. Las cifras de Sanidad aseguran que desde el pasado 1 de septiembre han fallecido en España por coronavirus un total de 6.314 personas. Sin embargo, los datos de los registros civiles apuntan a que este número podría ser un 55% más elevado, ya que registran un número de muertes de 10.000 personas más de las que se esperarían en circunstancias normales. La estadística es cabezona y resulta muy difícil achacar a otra causa que el coronavirus este aumento de la mortalidad.

Unas cifras demasido claras