El Puerto señala los protocolos de 2018 como la única vía para sanear su deuda millonaria

Ayer operaban en Langosteira cuatro buques, dos de ellos con operaciones de coque y otro embarcando azufre
|

El día después de la reunión en el Ayuntamiento en el que Puertos del Estado dejó claro que no habría condonación de la deuda (200 millones de euros) ni fondos nacionales para el Puerto coruñés, el presidente de la Autoridad Portuaria, Martín Fernández Prado, quiso mostrarse positivo. Descartada la condonación de la deuda y la venta de los terrenos de los muelles, la única vía que resta es la que abría el protocolo de 2018: la compra de terrenos de los muelles por administraciones como la Xunta, la Diputación o el Ayuntamiento, con lo que el terreno seguiría siendo público.


El viernes pasado se presentó un informe de viabilidad que excluye el tráfico de carbón


Prado señaló que en el encuentro no hubo avances significativos y lo que se extrae es que “queda todavía mucho trabajo por hacer”. “Al final, en el 18 había un marco que era mucho más ambicioso –dijo Prado– porque la Xunta ponía 20 millones de euros para la compra de terrenos, pero ayer nadie puso nada”. Dicho protocolo se acordó entre Fomento y Xunta, de espaldas al Ayuntamiento. El presidente de Puertos del Estado reconoció que el Gobierno local (en ese entonces, el de Xulio Ferreiro) no estaba en la génesis, así que considera “entendible” que al Gobierno local no le guste, pero señalo que el protocolo invitaba a otras administraciones a unirse, y añadió que en los estudios encargados a la Universidad por el Gobierno de Inés Rey se planteaba una salida parecida, en al que la Diputación podía participar. Para Prado, ese es el camino a seguir para sanear las finanzas del Puerto, que estará en números rojos en cinco años, afectada por una brutal caída del 25% de sus ingresos en los últimos años


Conexión ferroviaria

En cuanto a la financiación para el tren a Punta Langosteira, imprescindible para trasladar la actividad de los muelles de San Diego y atraer mercancías, todo depende de los fondos europeos. Prado entregó el viernes a Puertos del Estado un informe de viabilidad, puesto que el anterior se había quedado obsoleto desde que la política de transición ecológica había desterrado el carbón: “Es un estudio hecho de una forma conservadora, utilizamos los tráficos existentes y escenarios realistas (basados en el coque y el clínker)”.


El PP habla de “ninguneo histórico” y el PSOE asegura que es el comienzo de un camino “tortuoso”


Para Prado, lo verdaderamente importante ahora es buscar los fondos necesarios para materializar un proyecto que estaba comprometido en el Protocolo firmado entre la Xunta y el Gobierno en 2018, que preveía su licitación para el primer semestre de 2019 y que se paralizó tras el cambio de Gobierno. El tiempo sigue apremiando y “toca poner fecha cuanto antes” para la licitación de una obra con un proyecto maduro que amenaza con pudrirse.


Resaca política

Mientras tanto, en el pleno municipal de ayer, el portavoz socialista, José Manuel Lage destacó que “despois de 17 anos non é un tema menor que se puxera ao redor da mesa a tantas administracións. O tren a langosteira é irrenunciable, e a ordenación portuaria, tamén. Será tortuoso, o traxecto, non é fácil”.

Para la portavoz municipal del PP, Rosa Gallego, “lo único histórico fue el desprecio del Gobierno del Estado socialista hacia nuestra ciudad y el ninguneo a Inés Rey de su propio partido que ni condona la deuda a pesar de haberlo hecho en Valencia”. 


Cámara de comercio y empresarios piden la licitación del tren

La Cámara de Comercio de A Coruña y la Confederación de Empresarios de La Coruña reclamaron conjuntamente al Gobierno Central que aporte una solución que permita la licitación inmediata de la obra del ferrocarril a Punta Langosteira. Muestran su profunda decepción por la falta de compromisos concretos ante una infraestructura básica para permitir la competitividad del Puerto Exterior. Conscientes como son de que un puerto sin tren no es un puerto operativo, creen que no puede demorarse más la dotación presupuestaria y posterior licitación de esta imprescindible infraestructura.

El Puerto señala los protocolos de 2018 como la única vía para sanear su deuda millonaria