Agreden a un hombre, roban su coche y lo dejan cien metros más adelante

Agentes de la Policía Nacional y Local junto al coche robado
|

La Policía Nacional investiga el curioso robo de un coche que tuvo lugar en A Grela, pasadas las doce de la mañana de ayer. Los robos de vehículos son extraños en A Coruña, pero este, además, tuvo lugar a plena luz del día, los sospechosos, cuatro hombres, propinaron varios golpes a la víctima, le quitaron las llaves y se escaparon en su coche, solo para dejarlo aparcado en la avenida de Finisterre, cien metros más allá. En su interior se hallaron drogas.


Los primeros en acudir fueron osa gentes de la Policía Local, ante un aviso que alertaba de una pelea en plena calle entre cinco hombres en la que había salido a relucir un arma blanca. Cuando llegaron, los sospechosos ya habían abandonado el lugar de los hechos, pero encontraron el vehículo abandonado muy cerca, con manchas de sangre en la carrocería, que dejaban claro lo violenta que había sido la pelea. Los cuatro sospechosos habían abandonado el lugar en otro vehículo.


El vehículo sustraído fue trasladado a Lonzas para ser examinado por agentes de la Científica


La víctima se encontraba lleno de hematomas y cortes, pero ninguna de sus heridas eran graves. Al parecer, sabía defenderse y durante la lucha había propinado varios golpes a uno de sus agresores de donde había salido la sangre descubierta en la carrocería del vehículo. Fue atendido por una ambulancia y trasladado al Hospital para que tendieran sus lesiones mientras los agentes inspeccionaban el vehículo robado y descubrieron en su interior droga (hachís) en cantidades superiores a las consideradas de uso personal. Así lo declararon en la comisaría de la Policía Nacional. Allí se constató que la víctima tenia antecedentes por tráfico de drogas y por otro lado, aseguró no conocer a sus agresores


Hipótesis

A medida que iban recabando datos, el suceso cobraba la apariencia de un ajuste de cuentas como consecuencia de una supuesta venta de drogas que había acabado mal. Una de las hipótesis que manejan es que los cuatro sospechosos se hubiera apoderado del coche como represalia en un momento de enfado tras la pelea, pero que pronto recapacitaron y se dieron cuenta de que robar el coche podría suponer un problema y llevar a su arresto, así que lo abandonaron en la primera ocasión y se esfumaron .


Quienes se llevaron el coche fueron los agentes municipales. Resultó ser de renting, pero contenía pruebas, incluidas las manchas de sangre, así que decidieron llamar a una grúa para trasladarla a las dependencias de la Policía Nacional en Lonzas donde podía ser examinada por los agentes de la Policía Científica, de ser necesario.


Fue necesario cortar el tráfico durante unos instantes en dirección entrada a la ciudad para que la grúa se pudiera llevar e vehículo, con o que los agentes dieron por terminada la actuación, aunque las pesquisas continúan. Fuentes policiales aseguran que los cuatro sospechosos ya han sido identificados y que proceden de fuera de la ciudad. Concretamente, de Madrid. 

Agreden a un hombre, roban su coche y lo dejan cien metros más adelante