La Xunta cita en marzo a los expropiados para iniciar las obras de la AC-552 en Arteixo

La AC-552 cuenta con un punto negro entre Meicende y Arteixo | patricia g. fraga
|

La Xunta publicó ayer en el Diario Oficial de Galicia (DOG) la convocatoria de los actos de expropiación para iniciar las obras en la AC-552, en Arteixo, que cuenta con un tramo considerado un punto negro del tráfico local.


El Gobierno gallego cita en marzo y mayo a los propietarios dentro del proceso de puesta enmarcha de la actuación, que se encuentra en proceso de contratación y en la que se invertirán dos millones de euros, señalan. Los trabajos tienen un plazo de ejecución de un año desde su comienzo.


Concentración de accidentes

La intervención se enmarca en la estrategia de la Xunta para la eliminación de tramos de concentración de accidentes en la red autonómica. El acto expropiatorio de levantamiento de actas previas está fijado para el 17 de marzo en el salón de plenos de Arteixo y para la convocatoria de pago y formalización de las actas de ocupación la cita es el 31 de mayo en el mismo lugar, explican desde el Gobierno gallego.


Las obras en esta carretera irán desde el punto kilométrico 2+100, después de la glorieta de enlace con la autopista AG-55, hasta el acceso al embalse de Meicende, en el punto kilométrico 3. La carretera AC-552, apunta la Xunta, “ten un tráfico elevado e percorre unha zona industrial con numerosas naves, unha estación de servizo e canteiras”.


Para mejorar la seguridad se prevé la ejecución de dos rotondas en los puntos 2+500 y 2+890, en las que se harán giros. La segunda servirá, además, para calmar el tráfico en sentido A Coruña tras el tramo de fuerte pendiente descendiente anterior.


El proyecto también contempla crear una vía de servicio en el margen derecho, sentido Fisterra, para evitar las incorporaciones directas a la carretera desde las naves y la estación de servicio existentes. 

La Xunta cita en marzo a los expropiados para iniciar las obras de la AC-552 en Arteixo