El Ayuntamiento decreta el cierre de las playas ante la aparición de carabelas portuguesas

Acceso a la playa del Orzán restringido | quintana
|

El Ayuntamiento de A Coruña decretó el cierre de todos los arenales del municipio ante la aparición masiva de carabelas portuguesas, un tipo de medusa muy tóxica.


Se trata del segundo episodio de este tipo en el último mes y medio. A principios de enero, los municipios del área coruñesa y también de Ferrol se vieron obligados a cerrar el acceso a sus playas por la llegada a la costa de este tipo de medusas. De este modo, el Gobierno local prohíbe el paseo por los arenales y advierte a la población de la alta toxicidad de esta especie tanto para humanos como para sus mascotas. Desde la concejalía de Medio Ambiente insisten en que el vecindario no baje a las playas, tampoco sus mascotas, y demandaron que nadie toque las carabelas portuguesas por seguridad


La carabela portuguesa se suele encontrar en mar abierto, en todas las aguas cálidas del planeta, pero todo apunta a que los vientos y corrientes causados por los últimos temporales las arrastraron hasta los arenales de A Coruña.


En este sentido, aunque las medusas viven en todos los océanos y en casi todas las temperaturas, en las costas coruñesas son mucho menos frecuentes que en el Mediterráneo, donde en ocasiones se les puede ver formando grandes bancos rosados.


Aunque el temor a la picadura es enorme porque es muy doloroso, su letalidad estaría asociada a reacciones alérgicas graves o patologías previas.


Aunque a menudo se confunde con una medusa, en realidad no lo es. Se trata de un organismo formado por una colonia de pólipos o medusas más pequeñas y se caracteriza porque está coronado con una cresta con forma de vela a la que le debe su nombre común y que le permite desplazarse impulsada por el viento, las corrientes y las mareas. 

El Ayuntamiento decreta el cierre de las playas ante la aparición de carabelas portuguesas