El más difícil todavía para Zidane en la visita a Zorrilla

Zinedine Zidane seguirá confiando en su compatriota Raphael Varane para liderar la defensa blanca, en ausencia de Sergio Ramos | efe
|

La ausencia del gran referente goleador del Real Madrid, el francés Karim Benzema, convierte la visita del equipo blanco a un Real Valladolid necesitado de puntos para salir del descenso en el más difícil todavía para Zinedine Zidane, que no recupera a ningún lesionado y aumenta a nueve las bajas con la obligación de extender una racha victoriosa.


Los ocho pinchazos del Real Madrid en LaLiga Santander -cuatro empates y cuatro derrotas- le dejaron hace tiempo sin red en su objetivo de defender la corona. La distancia de seis puntos con el líder, un Atlético de Madrid que tiene aún un partido por recuperar, deja al equipo de Zidane ante la obligación de jugar con un solo resultado posible. Todo lo que sea no ampliar a cuatro las jornadas de triunfos consecutivas, volverá a hacer sentir frustración a los madridistas.


Seguir peleando por el título pasa por Valladolid, adonde llega en cuadro, antes de medirse a la Real Sociedad y de un decisivo derbi en el Wanda Metropolitano frente al Atlético.


Pero igual que el equipo dio un giro en resultados gracias a una mejor actitud en el campo, las noticias no siguen sus pasos y continúan siendo negativas para Zidane. Por si tuviese poco con una defensa en cuadro y hasta ocho bajas, en la víspera perdió a Benzema. Se debe encomendar a un jugador como Mariano Díaz, sin ritmo de competición y la confianza que necesitan los ‘nueves’.


El Real Valladolid, por contra, tiene buenas noticias con la recuperación en el centro de su defensa de Joaquín, también dispone de Rubén Alcaraz y San Emeterio en el centro del campo, y de Óscar Plano, uno de los habituales en el esquema de Sergio, quien podría repetir el 4-4-2, con Weissman y Guardiola en punta. 

El más difícil todavía para Zidane en la visita a Zorrilla