El SUP demanda más agentes para cubrir la atención de las salas del 091 de Lugo y Ourense

Los representantes del SUP, ante la Delegación del Gobierno | Javier alborés
|

La delegación gallega del Sindicato Unificado de Policía (SUP) demandaba ayer que se aumente el personal de la sala del 091 de A Coruña, que a partir del próximo mes tendrá que recibir también las llamadas de Lugo y de Ourense, tras el cierre de ambos centros de atención.


Era el portavoz del sindicato policial en la comunidad, Roberto González, quien señalaba ayer que se habían acercado hasta la Delegación del Gobierno para denunciar “os perxuízos que suporá para a cidadanía o peche das salas do 091 en Ourense e en Lugo”.


Se prevé que el cierre se haga efectivo el próximo día 1, tal y como señalaba ayer González, que advertía problemas técnicos, que hará que en las próximas semanas, “ou incluso meses”, llamadas que se realicen desde la Cidade das Burgas o desde la capital lucense “queden incluso sen atender de forma correcta”.


En un principio, tal y como apuntaba ayer González, la agrupación sindical se opone a la centralización de estos centros de atención, pero, en caso de que finalmente se lleven a cabo, solicitan “que se solventen os problemas técnicos e que se dote do personal necesario á Xefatura”, petición que le trasladan al delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada.


González apuntaba que, “a día de hoxe”, no está previsto el incremento del funcionariado para esta Jefatura, lo que se traducirá, tal y como advierte, “nun maior volume de chamadas para a sala do 091 na Coruña, sen dotar apenas de funcionarios policiais”.


Por lo tanto piden que se realice, con carácter urgente, además de extraordinaria, una convocatoria para la contratación de 16 agentes de Policía Nacional. Además, solicitan que esta convocatoria sea abierta a toda España, porque, según el portavoz gallego del SUP, son muchos los agentes que quieren ejercer su trabajo en esta ciudad.


La previsión actual es que la sala coruñesa del 091 se incremente en cinco el número de funcionarios para soportar la nueva carga, que supondrá unas 5.000 llamadas más al mes, que “non se poderán atender de maneira correcta”. “En Ourense eliminan a once funcionarios e en Lugo a nove, un total de vinte axentes, e aquí só incrementan en cinco”, indicaba y recordaba que por este motivo piden esos 16 nuevos agentes para A Coruña.


Calidad

Sobre los cierres de las salas ourensana y lucense, desde el SUP recuerdan que en este tipo de servicios “a cercanía é fundamental”.


En primer lugar, según González, porque supone “unha perda dos estándares de calidade”, ya que cuando alguien llama a las salas del 091, actualmente “se está antendendo en dous ou tres minutos, cunha efectividade moi alta”.


Además, indica que es esencial la cercanía cuando la gente llama en un estado de nerviosismo, ya que “non é capaz de identificar o lugar no que se atopa”, motivo por el que conocer la ciudad “é moi importante para levar a cabo un servicio de calidade como este da Policía Nacional.

El SUP demanda más agentes para cubrir la atención de las salas del 091 de Lugo y Ourense