Sanidad incluye al grupo de 45 a 55 años en el plan para recibir las dosis de AstraZeneca

Una profesional sanitaria del sector privado recibe la vacuna contra el Covid-19 en Euskadi | h. bilbao
|

Sanidad creó otros cuatro grupos prioritarios en la estrategia de vacunación: las personas de 70 a 79 años, las de 60 a 69 y los enfermos de alto riesgo de menos de 60, para las que reservó dosis Pfizer y Moderna, así como otro de población general de 45 a 55 años a los que destinará AstraZeneca.


Según la decisión adoptada ayer por la Comisión de Salud Pública, formada por técnicos del Ministerio y de las comunidades autónomas, los enfermos crónicos serán definidos próximamente por la Ponencia de Programa y Registro de Vacunaciones, en la que participan diversas sociedades médicas y científicas.


De esta forma, el grupo de vacunas optó por priorizar las vacunas de ARN mensajero en función de la edad, de manera que cuando se acaben de administrar a los mayores de 80 años que no viven en residencias, se seguirá por las personas de entre 70 y 79 para proseguir con los de 60 y 69.


Con la vacuna de Pfizer y Moderna, también se vacunará a los menores de 60 con condiciones de riesgo alto de padecer enfermedad grave por el Covid-19.


Mientras, la de AstraZeneca seguirá inoculándose a sanitarios que no están en primera línea y a los trabajadores esenciales de menos de 55 años, como venía sucediendo hasta ahora.


Pero además se creó un nuevo grupo, el de las personas de entre 45 y 55 años, según lo decidido por la Comisión, que no remarcó que sucederá con el tramo de edad de entre 55 y 60.


No obstante, la estrategia y sus sucesivas actualizaciones dejan claro que los grupos se irán definiendo en función de las vacunas contra el Covid que se vayan recibiendo y sus características.


La idea inicial era que en esta segunda fase, que ya comenzó algunas comunidades tras concluir con las residencias y centros sanitarios y sociosanitarios, los grupos diana se clasificaran en tramos de edad ordenados de mayor a menor, aunque según las dosis que fueran llegando se abría la puerta a simultanearlos con otros colectivos.


Pero la recomendación de restringir la de AstraZeneca a las personas de entre 18 y 55 años obligó a definir antes los trabajadores esenciales como docentes, bomberos, policías o militares.


De hecho, el proceso de vacunación del colectivo de la Ertzaintza comenzó ayer, en una primera etapa se inoculará a los 4.500 agentes que trabajan en primera línea de riesgo de contagio.


La primera tanda de inoculación de vacunas de AstraZeneca a los ertzainas menores de 55 años se inició a primera hora en las sedes de Erandio, Oiartzun y Arkaute de la Policía autonómica.


Por otro lado, Madrid vacunará a partir del 25 de febrero a los policías municipales, bomberos y profesionales de Protección Civil, que conforman el Grupo 6 de la Estrategia de Vacunación, con la vacuna de Astrazeneca en el estadio Wanda Metropolitano.


Además, la Consejería de Sanidad madrileña anunció que en breve empezará a vacunar a 30.000 grandes dependientes y sus cuidadores que no habitan en residencias (Grupo 4), que recibirán las vacunas contra el Covid-19 de Moderna o Pfizer según su edad, y la de AstraZeneca si tienen hasta 55 años, bien en su domicilio o en su centro de salud si se pueden desplazar.


En otra línea, Andalucía, Cataluña, Canarias, Cantabria, Castilla y León, Navarra, La Rioja y Ceuta ya comenzaron a vacunar a farmacéuticos, según el Consejo General de Farmacéuticos.


La campaña en España se encontró con otros imprevistos en el camino como la reducción la entrega semanal de Moderna.

Sanidad incluye al grupo de 45 a 55 años en el plan para recibir las dosis de AstraZeneca