Otro fiasco europeo

El delantero argentino del FC Barcelona, Leo Messi, tras encajar uno de los goles del Paris Saint Germain | efe
|

El París Saint-Germain logró la primera victoria de su historia en el Camp Nou (1-4) para colocar pie y medio en los cuartos de final de la Liga de Campeones en la gran noche de Kylian Mbappé, que coronó con un triplete una actuación descomunal que machacó a los de Koeman.


Empezaba bien el conjunto local. Messi daba un balón para De Jong a la espalda de la defensa de las escuadra parisina y Kurzawa trabó involuntariamente al centrocampista holandés dentro del área. El árbitro pitaba penalti, y el propio Messi lo transformaba a los 27 minutos.


Pero Mbappé, el crack del equipo visitante, no estaba dispuesto a aceptar que Messi asumiera el protagonismo del choque. El francés ya había puesto en jaque a la zaga azulgrana en un par de internadas previas, pero esta vez, su intervención sería decisiva. El 1-1 llegaba cinco minutos después del tanto del Barça.


En el 65, el punta francés remataba a placer para hacer el segundo, después de una centro de Florenzi que pilló en falso al portero azulgrana y que Piqué no acertó a despejar. Y pudo hacer el tercero en la jugada siguiente, al romper, con otro furioso cambiado de ritmo, por enésima vez a Dest, al que Koeman sustituiría poco después para acabar con su suplicio. El Barça, desguardado atrás al estar obligado a recortar distancias, daba aún más facilidades al PSG, lo que aprovechó Mbappé para culminar una contra visitante con un derechazo a la escuadra a cinco minutos para el final. El partido, no obstante, ya lo había sentenciado él antes.


Reconocimiento

Antoine Griezmann admitió que “no es la imagen” que el conjunto azulgrana quiere “dar” la mostrada en el partido. “Ellos fueron superiores. Nosotros tuvimos alguna oportunidad, pero no hicimos nuestro mejor partido. Necesitábamos hacer un partido perfecto y no lo hicimos”, dijo Griezmann.


A pesar del resultado, el delantero francés consideró que “hay que trabajar e intentarlo hasta el último segundo” y aseguró que el Barcelona irá a París “a ganar y a intentar pasar, no vamos a ir de visita”. Opinó que “hubo un momento en el que” el Barcelona estuvo “mejor que el PSG”, reconoció que “es duro que te hagan cuatro goles en casa”.

Otro fiasco europeo