Equipos de protección

|

la pandemia sanitaria del “coronavirus” es algo que afecta a la mayoría de los países del planeta, en mayor o menor medida. En España hemos sido brutalmente atacados, con virulencia, por parte de este virus y nos encontramos con un número importante de personas afectadas y de fallecidas. 
Lo peor de todo es que el personal sanitario en general se encuentra, a día de hoy, con una evidente falta de equipos de protección individual, los conocidos como EPI, hasta el punto de que ya hay más de 5.000 sanitarios infectados en España y en Galicia más de 200 y creciendo, desgraciadamente.
El Director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias incluso ha señalado que “la escasez de los EPI puede ser una de las causas de que España tenga una alta tasa de contagios de coronavirus entre sus sanitarios”. Ahora están comenzando a llegar, a la mayoría de los centros de salud y hospitales públicos y privados, las mascarillas, guantes, uniformes de protección, gafas, etc. También tratan de cubrir las necesidades de los agentes de la autoridad (policía local, policía nacional, guardia civil e incluso para protección civil así como para los miembros del ejército que ejercen labores de prevención y protección de la propia sociedad civil. 
No podemos olvidarnos de que el personal sanitario también sufre otro tipo de limitación importante cual es al encontrarse afectados por el virus que tienen que guardar confinamiento en sus hogares, con el perjuicio que ello supone de contagio para sus familiares y seres queridos. Por ello, las propias administraciones públicas, deberían garantizar unos locales, albergues u hostales en los que pudiesen estar mientras no transcurre el período de cuarentena.

Equipos de protección