El “no’toy” es inútil en Guadalajara

|

Alegar que no había bebido mucho, sino que le sentó mal lo poco que bebió puede ser un arma para defenderse, pero va a ser difícil que cuele. Ya cuando iba conduciendo por Guadalajara se le notaba que estaba perjudicado. La Policía Local le dio el alto, pero el hombre intentó darse a la fuga. La persecución no fue muy larga, pero cuando los agentes localizaron el coche, estaba vacío y cerrado. Rompieron el cristal de una ventana y después se encontraron al automovilista oculto en el maletero bajo una manta. Iba tan peneque que no se le ocurrió decirles a los guardias: “No’toy”. Si lo hace y cuela...

El “no’toy” es inútil en Guadalajara