La (in)eficacia del Gobierno local coruñés

|

SEGURo que si alguien se toma la molestia de buscar la palabra eficiencia en la wikipedia no se encontrará con una foto de los miembros del Gobierno local coruñés. Lejos de ello, es posible que sus retratos aparezcan si se teclea cualquier antónimo. Que se lo pregunten si no a los pobres cooperativistas que en su día compraron un piso en el parque Ofimático. Ellos sí que se han topado con la eficacia de los munícipes. Con sus ganas de trabajar, de sacar problemas de delante, de que la ciudad avance y los proyectos fructifiquen. Hace tres semanas, el concejal Xiao Varela se disfrazó de currante (casco y chaleco amarillo incluido) y se acercó a la zona. Prometió que los trabajos comenzarían de modo inminente y aunque los más suspicaces se echaron a temblar (ellos saben lo que es la inminencia para un mareante), sus dudas se disiparon al ver entrar en la zona maquinaria pesada. Ahora, tres semanas después, la maquinaria sigue allí, pero de los obreros no hay noticias. Bueno, para ser sinceros del todo, si las hay, su presencia se limitó al tiempo que tardaron en hacer un agujero y, desde esa, siguen en búsqueda y captura.

La (in)eficacia del Gobierno local coruñés