El heteromatriarcado llevado hasta el límite

|

INÉS Arrimadas, musa del sector pijo de Ciudadanos, es decir, de todo el partido, desplegó todos sus encantos en un reportaje que publicó la revista Telva a principios de año. Pero casi fue más llamativo por lo que ella decía que por lo que mostraba, ya que confesó: “Mi marido era nacionalista, ahora intento alejarle de esto”. Iba por buen camino, porque él, que era diputado de CiU, la había votado a ella en las elecciones del 21 de diciembre. Heteromatriarcado en estado puro, ¿o tal vez amor? Nunca llegó a saberse. Ahora se piensa incluso que fue un lavado de cerebro en toda regla, pues Xavier Cima, que así se llama el señor de Arrimadas, se ha incorporado a una consultora sueca cuya sede en España se encuentra en Madrid. La mudanza a la capital del reino ya deja entrever que la reeducación triunfó, pero su anuncio en Twitter lo confirma: lo escribió en inglés. Vamos, que ya hasta se avergüenza de parlar catalá, salvo que se haya vuelto nacionalista escocés, que no parece lógico. FOTO: arrimadas & cima, de paseo | aec

El heteromatriarcado llevado hasta el límite