UNA SUBIDA NEGOCIADA

Enero, tradicionalmente, viene acompañado de una larga retahíla de subidas de precios, que, unida a los excesos navideños, hace que sea uno de los meses que más cuesta superar. La luz, el agua, los peajes y el taxi, por ejemplo, pasan a ser un poquito más caros coincidiendo con la duodécima campanada. Y, por supuesto, los buses urbanos coruñeses no son una excepción. Eso sí, la cuantía de la subida se está negociando ahora entre el Ayuntamiento y la compañía. Los primeros quieren que el incremento sea solo de siete céntimos, la empresa apuesta por once, cuatro céntimos que para muchos ciudadanos serán muy importantes.

 

UNA SUBIDA NEGOCIADA

Te puede interesar