El número de pasajeros de Alvedro se precipitó un 81% en enero respecto a 2020

Alvedro es el aeropuerto gallego que más pasajeros perdió el pasado mes | javier alborés
|

Las previsiones más pesimistas sobre Alvedro se vieron cumplidas en las cifras que arroja el mes de enero, en el que la actividad cayó un 81% con respecto al año pasado, hasta llegar a los 19.889. Se trata de un descenso esperaba dada las actuales restricciones de movilidad causadas por la pandemia. Sin embargo, el aeropuerto coruñés ha sido el que más pasajeros ha perdido, por encima del Rosalía de Castro o el de Peinador.


En efecto, el aeródromo de Santiago cayó un 79%, mientras que el de Vigo cayó aún menos, un 74,5%. Pero en todos los casos han sufrido en una medida parecida los efectos de la crisis que atraviesa el sector aéreo, muy golpeado por la pandemia. El varapalo era el esperado por la Concejalía de Turismo, que se ha movido tratando de paliar los peores efectos de la crisis y preparar a Alvedro de cara a su recuperación cuando las condiciones sanitarias mejoren.


Futuro

Es con este objetivo por lo que el Ayuntamiento ha tratado, a través del Consorcio de Turismo de mantener vivo el aeropuerto inyectando 650.000 euros a través de tres puntos que se aprobaron en noviembre: aumentar el número de vuelos nacionales en un momento en el que mantener las rutas tradicionales se ha vuelto un desafío. Madrid y Bilbao son las conexiones por las que apuesta el Consorcio. El año pasado también se cerró un acuerdo con la Cámara de Comercio para duplicar durante tres meses la conexión con Madrid a través de un proyecto piloto.


Por último, desde el Ayuntamiento se apuesta también por la conexión con Bilbao con dos frecuencias semanales y 104 vuelos durante el año. Finalmente, se dispuso también la promoción de las rutas de Madrid, lo que implica duplicar el número de vuelos a la capital.


Estas medidas se materializarán a lo largo de los seis primeros meses de este año. Para el responsable el área, Juan Ignacio Borrego, las medidas adoptadas suponen una “garantía de tres años” para el aeropuerto coruñés, que mantendrá así sus conexiones fundamentales durante lo peor de la pandemia y preparará este año nuevas licitaciones para evitar retrasos.

El número de pasajeros de Alvedro se precipitó un 81% en enero respecto a 2020