Las intensas lluvias derriban una casa en Sada y obligan a realojar a cinco personas

Los operarios del Ayuntamiento instalaron planchas en los accesos de los edificios para evitar la entrada de agua | Quintana
|

En la tarde de ayer una vivienda antigua de piedra fue derribada a causa de las intensas lluvias que se vivieron. El inmueble se encontraba en Sadadarriba y obligó al realojo de los cinco componentes de la familia que vivía en la vivienda contigua.


Hasta el lugar se tuvieron que desplazar los integrantes del Servicio de Emerxencias Municipal de Sada, que se encontraban realizando, desde primera hora de la tarde de ayer, trabajos previos de contención en la localidad por si el río Maior se desbordaba de su cauce, tratando de aminorar así posibles daños.


Los restos de la vivienda, tras su caída, ponían en peligro la integridad del inmueble de planta baja contiguo, por lo que se desalojó a la familia al completo, realojándolos en un establecimiento hostelero de la localidad sadense.


Los integrantes del servicio de emergencias señalaban también que fue necesario utilizar maquinaria pesada para apuntalar los restos de la vivienda derruida, así como para retirar los escombros.


Dispositivo

Por otro lado el Ayuntamiento de Sada, a través de las área de Obras y Servicios y la de Seguridad, ponía en marcha un operativo especial a primera hora de la tarde de ayer a causa de la posible crecida del río Maior.

La primera acción de este operativo consistió en el traslado de una cuadrilla que comenzó a repartir planchas a medida con las que poder cubrir las entradas de viviendas, así como portales de edificios.


Desde el Ayuntamiento explicaban a primera hora de la tarde que se trataban de acciones con el objetivo de adelantarse a la situación e intentando tener precaución.


En entornos como las calles Abegondo, Culleredo, Cambre y Lagoas se advirtió a los vecinos de que procedieran a levantar muebles y electrodomésticos en las viviendas de planta baja, al nivel de la calle. Lo mismo se les trasladó a los negocios con entradas a pie de calle, con el fin de evitar futuros problemas.

Por otro lado, desde el Gobierno municipal también recomendaban a los dueños y usuarios de garajes que retiraran temporalmente sus vehículos, como precaución y para minimizar posibles daños si el río acababa desbordándose.


Al cierre de esta edición, en el propio núcleo sadense el cauce del río no había llegado a desbordarse, pese a que algunas cuencas de ríos del municipio sí que causaron problemas en otros núcleos.


Precisamente, el alcalde de Sada, Benito Portela, junto al concejal de Obras y Servicios visitaron las zonas de Samoedo, Souto, Vertín é Riobao, cuencas de los ríos que llegan hasta Sada y donde algunos llegaron a desbordarse, ocupando parte de alguna carretera. l

Las intensas lluvias derriban una casa en Sada y obligan a realojar a cinco personas