La Xunta aduce el descenso en el ritmo de vacunas a "prudencia" para garantizar la segunda dosis

Una sanitaria vacuna a una residente de la vivienda comunitaria Agarimo de Allariz | EFE
|

La Xunta ha justificado el descenso en el ritmo de vacunación contra la covid-19 a "criterios de prudencia" para garantizar la inoculación de la segunda dosis transcurrido el tiempo establecido tras la primera.

Lo ha dicho el propio presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, a preguntas de los medios en la rueda de prensa posterior a la reunión de su ejecutivo de este jueves.


Allí, preguntado por las razones que están detrás de que Galicia pusiese sólo 351 vacunas en las últimas horas (con datos del Ministerio de Sanidad del pasado miércoles), Núñez Feijóo ha señalado que se trata de una cuestión del modelo de gestión de la campaña elegido por la Administración gallega.


Según Feijóo, existen "dos tendencias". "Hay comunidades que despliegan todas las vacunas sin guardar la segunda dosis y otras que, por criterios de prudencia, guardan un 30 o un 40% de dosis para que no haya ruptura de la vacunación a los 21 y 27 días, que es cuando hay que inyectar la segunda dosis", ha expresado, antes de afirmar que Galicia optó por este segundo modelo.


"Lo que se viene a concretar es que el porcentaje de vacunas es desproporcionado y asimétrico. Hay comunidades con más vacunas que otras con comunidades teniendo más población", ha continuado Feijóo, que ha insistido en la petición de la Xunta de que el reparto de dosis se realice teniendo en cuenta el porcentaje de población de diana al que se dirije cada una de las etapas de la campaña de vacunación.


Por último, ha vuelto a incidir en que Galicia, si dispusiese de las dosis necesarias, estaría en disposición de vacunar a toda su población en un período de dos semanas.


"Si llegan mañana, entre lo que queda de febrero y marzo, vacunamos a toda la población y empezamos abril sin restricciones", ha zanjado.


Vacunaciones polémicas

Por otra parte, también ha sido cuestionado sobre las polémicas generadas en torno a la vacunación de la consejera delegada del grupo de residencias DomusVi, Josefina Fernández, y la alcaldesa de Boimorto (A Coruña), María Jesús Novo.


"Las respuestas siguen siendo las mismas", ha expresado Feijóo tras apuntar que ya se refirió a ambos casos en otras ocasiones sobre estos dos episodios.


No obstante, el presidente gallego y líder del PPdeG ha recordado que la alcaldesa de Boimorto "ya no forma parte" de su partido, que la suspendió de militancia (después la propio Novo pidió la baja) al entender que las explicaciones ofrecidas por la todavía regidora eran "insuficientes". 

La Xunta aduce el descenso en el ritmo de vacunas a "prudencia" para garantizar la segunda dosis