El mensaje de despedida de Vidal y los miembros de su equipo

Fernando Vidal ayer en Abegondo | quintana
|

El Consejo de Administración que pilotó el Deportivo entre enero de 2020 (unas semanas antes de manera interina) y el pasado lunes, se despidió ayer de la plantilla y el cuerpo técnico en la Ciudad Deportiva de Abegondo.


Después de la comparecencia de Keko Gontán ante los medios de comunicación y antes de que los jugadores salieran al césped de Abegondo, Fernando Vidal y algunos consejeros acudieron a las instalaciones de entrenamiento para poner punto y final a su etapa en el club coruñés, que en el caso del ya expresidente ha sido la segunda (en la primera había sido el responsable del área deportiva con Tino Fernández desde 2014 hasta su dimisión en 2017).


Por Abegondo también se pasaron el venezolano Ricardo González y José Luis Queijeiro. En esas mismas instalaciones, seis de los ocho consejeros que formaban el equipo de Vidal se despidieron el lunes con una rueda de prensa después de que Abanca les pidiera que se echaran a un lado. Ellos y Argimiro Vázquez Guillén, que reside en Madrid y además se ha visto contagiado por el coronavirus, presentaron su renuncia acatando las instrucciones del propietario y sin saber que minutos después de la conferencia de prensa ya tenían sustitutos. Fue su última comparecencia pública.


Además de Ricardo González y Queijeiro, estuvo en Abegondo el empresario Juan Carlos Rodríguez Cebrián, que no formó parte del Consejo pero sí asesoró a Vidal en su mandato. Según explicó el expresidente el pasado lunes, a Abanca no le agradaba la presencia de Cebrián y por eso se tuvo que alejar de las reuniones del Consejo.


La charla

En la reunión con los jugadores y el staff, Vidal les pidió que apretasen en lo que queda de temporada, especialmente en estos últimos cinco partidos de la primera fase del campeonato porque considera que, a pesar de los marcadores adversos, de la serie de resultados en que están inmersos, depende de ellos levantar el vuelo.


También les transmitió que fue la entidad financiera Abanca, con la que desembarcaron en el Deportivo hace algo más de un año, la que les pidió que se apartaran porque su intención no era dimitir en estos momentos de la temporada. Al contrario, Vidal les trasladó a los jugadores y a Rubén de la Barrera que él y sus compañeros de Consejo se veían “fuertes” para seguir en el cargo en un proyecto que tenía previsto continuar otros cuatro años pero que se vio cortado en seco por la pérdida de confianza de la propiedad.


Además, les comunicó, como ya había hecho previamente en rueda de prensa, que es “difícil de creer” la situación en la que está el Deportivo con la plantilla que confeccionó la dirección deportiva de Richard Barral. Reconoció que el rendimiento del equipo ha estado muy por debajo de las expectativas que había generado esta temporada, en la que el objetivo previsto era el ascenso a Segunda División. Sin embargo, a estas alturas, los blanquiazules están fuera de las posiciones que permiten luchar por el ascenso en la segunda fase del campeonato e incluso podrían quedarse fuera de la Primera Federación, la categoría que la próxima temporada estará por debajo de Segunda.


En todo caso, Fernando Vidal les indicó que ni él ni sus consejeros se arrepienten de haber cogido las riendas del Deportivo hace algo más de un año.


Lo hicieron en un momento complicado para el Deportivo, que entonces era colista de Segunda División. Rozó el milagro de la permanencia, pero se le escapó en la recta final de la temporada pasada. Y el equipo no ha logrado reaccionar en la categoría de bronce. Necesita hacerlo en los cinco partidos que quedan, ya con el nuevo Consejo de Administración al frente del Depor.  

El mensaje de despedida de Vidal y los miembros de su equipo