Rossi: “Lo que me hizo Márquez es imperdonable”

Rossi ha negado el saludo de Márquez en varias ocasiones desde el incidente | MANUEL BRUQUE/Efe
|

Valentino Rossi, nueve veces campeón del mundo, siete en la categoría reina, aseguró que lo que le hizo Marc Márquez en el Mundial de 2015 “es imperdonable” y que cuando piensa en las carreras de ese año sigue teniendo “las mismas sensaciones” de frustración.


“Imposible (perdonar a Márquez). Lo que me ha hecho es imperdonable. Cuando vuelvo a pensar en esos días tengo las mismas sensaciones de ese momento. Y pasaron seis años. Me parece difícil que puedan cambiar mis sensaciones”, afirmó Rossi en una entrevista publicada por el diario italiano Corriere della Sera.

El trato entre Rossi y Márquez se interrumpió abruptamente en el Gran Premio de Malasia primero por las declaraciones que el italiano realizó en la conferencia de prensa previa al inicio del fin de semana y, posteriormente, con los acontecimientos que se sucedieron durante la carrera y que acabaron con el piloto español por los suelos.


Desde ese momento y a pesar de algún tímido intento del español por “girar” la situación, el campeón italiano siempre se negó a “hacer las paces” con él.


Rossi, que encara este año la vigésima temporada de su carrera en la categoría reina, se refirió además a la grave lesión sufrida el año pasado por Márquez, operado tres veces en el húmero derecho.


“Creo que (el error de Márquez) ha sido querer volver a correr demasiado pronto tras la operación y no he entendido bien por qué permitieron que eso pasara. El doctor Costa fue un pionero, revolucionó las maneras de recuperación, reduciendo los tiempos de inmovilidad, mostró un camino muy importante”, dijo.


“Luego tras ese regreso rápido de Lorenzo en Assen en 2013, para evitar riesgos, la Dorna fijó una serie de limitaciones. Con Márquez se saltaron todas las limitaciones, no se sabe por qué”, agregó.


“Siento muchísimo que no pueda correr. Si se recuperará, algo que de momento no se sabe, regresará fuerte como antes. Pero Márquez no ha sido el rival más fuerte que he tenido”, concluyó.


A nivel personal, Rossi reconoció que a sus 42 años ha cambiado su manera de ver el motociclismo y que en los últimos tiempos está dedicando tiempo también a otros temas de la vida, como la política.


Sin embargo, sigue concentrado en ser competitivo: “Corro porque pienso que puedo ganar el Mundial. No es una obsesión. Me alegraría hacerlo bien, subir al podio, ser protagonista, luchar”, zanjó. 

Rossi: “Lo que me hizo Márquez es imperdonable”