De la Barrera: “Aquí nadie está de mascota”

El técnico, y su segundo, Secho, durante el entrenamiento de ayer | javier alborés
|

El mercado de invierno trajo la promoción de Rayco y Diego Villares, del Fabril, y la incorporación de Raí Nascimento. Rubén de la Barrera valoró positivamente la llegada de los dos fabrilistas, a los que no les quitó ni un ápice de mérito.


“Aquí nadie está de mascota o adornando, aquí vienen a ofrecer rendimiento inmediato. Aquí hay un grupo que está desde el primer momento y la acogida ha sido espectacular. Los dos ya se están sintiendo parte del primer equipo y se sienten jugadores de la primera plantilla. No es cuestión de tiempo o de caer mas o menos simpático, sino de cuando nos toque ayudar al club”, apostilló.


Valora, asimismo, que llegan con la cabeza limpia y un poco al margen de lo que ha ocurrido hasta ahora en el seno del primer equipo.


“Son gente joven, con hambre, con deseo, nada contaminada por lo que ha ido ocurriendo, con todo por demostrar y hacer y por supuesto a ayudar y a hacer ruido”, incidió.


Marcando el camino

Además, cree que se abre una vía muy beneficiosa y un espejo en el que mirarse el resto de canteranos blanquiazules


“Independientemente de como ha ocurrido, podemos encontrarnos con generaciones de futbolistas a los que se les ha cerrado la puerta y en este caso, por el tema actual, circunstancias económicas, lo que sea, dos jugadores pasan a formar parte del primer equipo. Eso lo habrían firmado muchos jugadores que estuvieron antes en el club, no solo hablo de la situación habitual, también del talento”, aclaró.


Cree, además, que pueden llegar con un extra de motivación, al venir desde abajo. “Los que tienen ese sentimiento siempre aportan un plus. Ese rendimiento se puede ver disparado por ese sentimiento deportivista o como canterano, por esas ganas de romperla”, suscribió De la Barrera.


Valora el mercado

Cree que, en definitiva, que el club se movió bien en este mercado: “Tras el cierre del mercado estoy encantado porque dispongo de nuevos recursos, son complementarios a todo lo que hay”. 

De la Barrera: “Aquí nadie está de mascota”