CARBALLO - Las denuncias por malos tratos bajan en Bergantiños por primera vez desde 2010

|

Por primera vez desde 2010 descienden las denuncias por violencia de género tramitadas en los juzgados de Carballo y Corcubión. Las estadísticas anuales publicadas por el Observatorio contra la Violencia de Género del  Consejo General del Poder Judicial reflejan que en 2014 se tramitaron 112 denuncias por violencia machista, un 4% menos que el año anterior, cuando se contabilizaron 117 denuncias.
Este descenso se debe, especialmente, al menor número de demandas tramitadas en los juzgados corcubioneses que pasó de 45 a 37 en el último año, mientras que, por el contrario, las denuncias subieron en Carballo poco más de un cuatro por ciento.
No obstante esta reducción, las acusaciones están trece puntos por arriba del total de las presentadas hace cuatro años, cuando ni siquiera llegaban al centenar y, además, supone que   en los juzgados de la comarca  reciben al menos dos denuncias cada semana.

Origen
Más de la mitad (52,6%) de las acusaciones por maltrato o violencia machista fueron presentadas por las propias víctimas, mayoritariamente en los órganos policiales, aunque también se han registrado directamente en sede judicial.
Asimismo, siguen siendo numeros los expedientes que se inician por intervención directa de la policía. De hecho, estos aumentan su peso en relación al total de denuncias presentadas hasta el 42%, cuando hace un año apenas representaban el 25 por ciento.  Otro 3,7% de las denuncias se presentaron a raíz de la intervención de los servicios asistenciales y una mínima parte de las mismas tuvieron su origen en algún familiar de las víctimas.

catorce condenados
Aunque disminuyen las denuncias por violencia de género, en la comarca se mantiene el número de maltratadores condenados por los juzgados.
En total fueron 16 las personas enjuiciadas de las que 14 fueron consideradas culpables y condenadas por delitos relacionados con la violencia machista, –nueve en Carballo y otros cinco en Corcubión–.  En todos los casos, los condenados eran hombres de nacionalidad española, incluidos los dos que resultaron absueltos.
Además de las condenas, los juzgados de la comarca dictaron 81 medidas penales, cinco de las cuales fueron órdenes de privación de libertad. Pero la medida de protección más usada por los jueces de la zona  fue la  orden de alejamiento, que dictaron en 38 casos, y también hubo un importante número de prohibiciones de comunicación (35).
Se dictaron asimismo 23 órdenes de protección, casi un cinco por ciento a mayores que las concedidas en 2013. La mayoría las ordenaron en Corcubión, en tanto que los jueces carballeses solo concedieron ocho de las solicitadas.
Todas las órdenes de protección de dieron a víctimas de maltrato de nacionalidad española contra sus cónyugues o excónyugues o, en buena parte de los casos, contra hombres que mantenían una relación sentimental con ellas.

CARBALLO - Las denuncias por malos tratos bajan en Bergantiños por primera vez desde 2010