Rajoy quiere agotar la legislatura, pero considera que todos deben ceder

|

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aseguró que está dispuesto a agotar la legislatura y que puede ser fructífera si todos los partidos están dispuestos a ceder para llegar a acuerdos y evitar así que el Congreso sea “un páramo estéril de filibusterismo parlamentario”.
Rajoy hizo balance del año 2016 y de los dos meses escasos que lleva al frente del Gobierno tras la nueva investidura en una rueda de prensa en La Moncloa. El presidente subrayó que quiere una legislatura de cuatro años que puede ser “fructífera” si los partidos políticos hacen “las cosas bien”. “Este país puede demostrar que se puede gobernar sin mayoría absoluta”, ha afirmado.
Preguntado si se plantea convocar elecciones en caso de que no salgan adelante los Presupuestos de 2017, no quiso ponerse en este escenario porque solo contempla la posibilidad de que sean aprobados. “Si pensáramos que no los vamos a tener, ¿con qué ánimo iríamos a las negociaciones?”, preguntó.
El presidente repasó los “hechos sin precedentes” y los “sobresaltos políticos” del año que termina: una legislatura fallida, la repetición de las elecciones y un gobierno diez meses en funciones, para al final hacer “lo que los españoles dictaron hace un año”.
Pero aseguró que los pactos y acuerdos de los últimos meses permitieron “enmendar” la situación, entre otras cosas por “la responsabilidad” de otros partidos para evitar terceras elecciones, aunque no mencionó a ninguno.
Rajoy citó distintos acuerdos para crear comisiones en el Congreso, impulsar un pacto educativo o subir el SMI, aunque de todos destacó el que incluyó al PSOE para sacar adelante el techo de gasto para 2017 y la senda de estabilidad, que fue visto positivamente fuera de España.
“Si somos capaces de mantener esta actitud responsable y constructiva podemos garantizar a los españoles un futuro de estabilidad y prosperidad que será mérito de todos”, sentenció, y o a la oposición alcanzar juntos siete grandes metas en 2017.
De entrada, recuperar el 10% del PIB perdido por la crisis, lo que se puede conseguir en el primer semestre del año, dijo; también crear medio millón de empleos, cumplir los objetivos de déficit y salir del procedimiento europeo de control, reformar la financiación autonómica, alcanzar un pacto educativo, consensuar el futuro de las pensiones y cómo “erradicar” la violencia de género e impulsar un Europa unida y solidaria.
Un acuerdo en cualquier de estos asuntos, según Rajoy, sería “celebrado” por la sociedad, que a su juicio demostró que huye del radicalismo porque “es moderada”. Al ser preguntado por sus preferencias al sentarse a negociar, Rajoy ha dejado claro que el “socio preferente” del PP es C’s, porque es el que votó su investidura y el que “quiso ser socio” de los “populares”, pero que también hablará con el PSOE. n

Rajoy quiere agotar la legislatura, pero considera que todos deben ceder