Arteixo alegará en contra de una línea de alta tensión entre Monteagudo y Morás

El Ideal Gallego-2015-08-20-018-468805f7_1
|

El Ayuntamiento de Arteixo alegará en contra del estudio de impacto ambiental de una línea eléctrica de alta tensión. El documento se encuentra en exposición pública y detalla la instalación de un cableado desde el parque eólico singular de Monteagudo hasta la subestación eléctrica de Morás.
Según indican desde la Administración arteixana, este asunto fue tratado en una junta de portavoces en donde todos los grupos políticos estuvieron de acuerdo en “opoñerse ao proxecto presentado ante a Xunta”.
Uno de los motivos que plantean es que la Xunta, promotor del proyecto, debe proceder a una consulta a las administraciones afectadas y a las personas interesadas, “de aí que o Concello de Arteixo decidiera presentar alegacións en contra deste estudo”.
De momento, el Gobierno local no tiene definido el documento de alegaciones. Explican que los funcionarios están trabajando en el mismo. Es probable que este texto sea votado por los concejales en el pleno que tendrá lugar el próximo día 27.

Alternativas
El estudio que se encuentra en exposición pública relata tres posibles alternativas y los redactores se decantan por una de ellas.
La opción que prefieren los técnicos es la uno. Una línea de alta tensión de 15,5 kilómetros que afecta a los municipios de Carballo, A Laracha y Arteixo. 
La línea empieza soterrada en la futura subestación de Monteagudo, ubicada en O Rego do Rapadoiro y termina en la que se construirá en el parque industrial de Morás.
A partir del punto de origen, se dirige al lugar de Labrada, en A Laracha y toma el este por zonas de pinos y eucaliptos, al sur de la carretera CP-0514. Se extiende por Arteixo, por las laderas de A Carballosa hasta cruzar el valle del río Sisalde, entre Chamín y Rorís. Desde ahí, continúa por zonas elevadas ocupadas por eucaliptos, cruza la AG-55 hasta el valle de Alba, a la altura de Fortesende hasta el monte cercano al núcleo de Arteixo y hasta el futuro parque empresarial de Morás.
La otra alternativa necesita dos kilómetros más de línea aérea y 466 metros soterrados. Su recorrido es prácticamente igual al primero, salvo en su tramo final. En donde, si la primera opción se dirigía desde el valle de Alba a Morás por el norte, la segunda toma el noroeste, por una zona de pinos y eucaliptos cercano al núcleo de Morás, cruza la A-6 y llega hasta el lugar de O Souto y termina en las proximidades del Rego do Rapadoiro, en donde tendrá su enlace con la futura subestación que permita la conexión con la línea existente Sabón-San Marcos.
Los técnicos descartan esta alternativa porque es más larga. Indican que ninguna de las dos afecta a hábitats prioritarios, formaciones vegetales o faunísticos de interés, ni a patrimonio, pero, la menor longitud supone menos espacio alterado o un menor riesgo de colisión para las aves.

Arteixo alegará en contra de una línea de alta tensión entre Monteagudo y Morás