Merkel defiende un euro sólido aunque “derrita como la nieve” los esfuerzos que hace España

angela merkel ofrece una rueda de prensa en oslo tras reunirse con el primer ministro noruego efe
|

La canciller alemana, Angela Merkel, considera que está “dentro de la normalidad” histórica que el euro sea una divisa fuerte, aunque ello lastre los esfuerzos de algunos países socios para ser competitivos.

Estas naciones, como España o Portugal, “descubren ahora que estos (esfuerzos) bajo ciertas condiciones se pueden derretir como la nieve al sol”, señaló Merkel en el acto de celebración del 50 aniversario de la creación del grupo de los llamados “Cinco Sabios”, los cinco profesores que asesoran al Ejecutivo alemán en materia económica.

España, entre otros países, ha emprendido en los últimos años un ajuste salarial interno para fomentar las exportaciones, reforma laboral incluida, con el objetivo de intentar acabar con su déficit comercial y equilibrar sus cuentas.

La líder alemana aseguró “entender las preocupaciones y miedos en los países del sur de Europa”, que con “grandes esfuerzos” han reducido sus costes salariales unitarios. Sin embargo, considera “normal” que el euro se mueva entre los 1,30 y los 1,40 dólares.

La canciller defendió que no haya ninguna intervención política en la divisa, cuyo valor es competencia del Banco Central Europeo. A este respecto, Merkel advirtió de que es una “señal importante” que el G-20 abogase en su última reunión por no alterar políticamente los tipos de cambio, pero recalcó que “todos los participantes deben cumplir” esto, en una referencia a Japón.

El nuevo Ejecutivo nipón impulsó recientemente una polémica estrategia de reactivación del crecimiento que incluye una agresiva política económica expansiva, lo que ha depreciado notablemente al yen frente al resto de divisas de referencia.

 

Merkel defiende un euro sólido aunque “derrita como la nieve” los esfuerzos que hace España