La Unicef insta a proteger a los niños atrapados por el conflicto sirio

Una mujer siria y su niño cargan una caja con alimentos recibida por el comité local del vecindario Al Fardos el 19 de febrero de 2013, en Alepo (Siria). EFE/Archivo
|

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) instó hoy a aumentar los esfuerzos para que la ayuda humanitaria llegue a los cientos de miles de niños atrapados por el conflicto y la espiral de violencia en Siria.

"Tenemos que llegar a estos niños, con urgencia y sin restricciones, y son las distintas partes del conflicto las que pueden hacer que esto suceda de inmediato permitiendo a los trabajadores humanitarios llegar a ellos con asistencia que salva vidas", indicó en un comunicado el director ejecutivo de Unicef, Anthony Lake.

Con motivo del 68º periodo de sesiones de la Asamblea General de la ONU, que reúne a líderes mundiales en Nueva York, Unicef alertó de que la "espiral de violencia" en Siria provoca que los niños tengan problemas para recibir ayuda de emergencia como vacunas, agua potable, educación y apoyo psicológico.

"Los niños de Siria han sufrido demasiado durante mucho tiempo y seguirán sufriendo las consecuencias de esta crisis durante muchos años", enfatizó Lake.

Durante la mayor parte de este año, Unicef y otras organizaciones aliadas han tenido serias dificultades para llegar a cientos de miles de niños en Alepo, gran parte de Homs y zonas rurales de Damasco.

Muchos suministros médicos como vacunas han sido retenidos en los controles y también se han retrasado tareas fundamentales como la reparación de tuberías de agua.

"Los trabajadores humanitarios deben ser capaces de entregar de forma segura la ayuda a las mujeres y niños más vulnerables en toda Siria", señaló Lake.

Pese a las dificultades, en los dos últimos años -el conflicto sirio comenzó en marzo de 2011- Unicef ha vacunado a dos millones de niños sirios contra el sarampión y está entregando materiales escolares para que un millón de niños puedan volver al colegio.

"Sin embargo, las necesidades siguen siendo inmensas. Para llegar a todos aquellos a los que todavía no hemos podido alcanzar, los trabajadores humanitarios tienen que ser capaces de moverse libremente y con seguridad en todas las partes del país y se deben proteger los servicios esenciales", concluyó Lake.

La Unicef insta a proteger a los niños atrapados por el conflicto sirio