Feijóo incita a acudir a las urnas para evitar otro pacto “por unas decenas de votos”

|

El Ideal Gallego-2011-05-17-007-f9f118d5

p. g. l. > a coruña
  Un último empujón. O, en el caso del PP, un último puñado de votos, los necesarios para que, según el presidente de la Xunta, los populares logren la mayoría absoluta que permita acabar “coa decadencia” de los cuatro años de gobierno bipartito PSOE-BNG. “Si el cambio eficaz por unas decenas de votos no se produjera, habrá en el despacho municipal un hombre preocupado por conseguir el favor de sus socios minoritarios, repartiendo parcelas de poder y olvidando las promesas que hizo. Si el cambio de Carlos Negreira triunfa, en ese mismo despacho empezará a tratarse, por fin, el futuro de esta ciudad”, insistió el presidente de la Xunta, que ayer se encargó de presentar a su candidato durante un desayuno con militantes, en el hotel Attica 21 de Matogrande.
El jefe del Ejecutivo gallego lo tiene claro: “As cidades que teñen a desgraza de contar con alcaldías en liberdade política condicional están moi limitadas para progresar”. Y esto es, según Feijóo, lo que ocurrió en A Coruña durante los últimos cuatro años, frente a las “maiorías sólidas” de la era Francisco Vázquez. “A historia da democracia municipal coruñesa ofrece unha lección inequívoca: A Coruña esmorece con coalicións paralizantes e rexurde con maiorías coherentes”, recalcó el líder del PPdeG, que considera que la ciudad siente “nostalxia” por el crecimiento experimentado “en épocas pasadas, e orfandade pola falta de un liderazgo”.
Por eso, para luchar contra la “decadencia” de los que, según Feijóo, “venden a súa alma política para seguir gobernando”, el presidente de la Xunta apuesta por una mayoría “sólida” de Carlos Negreira, que, además, permita “completar dende o Concello moitas das decisión que se están adoptando dende o Goberno galego”, como, tal y como indicó, un plan para impulsar el comercio local previsto por la administración autonómica.

Proyecto > Tras los ánimos de Feijóo, Negreira recordó ante sus militantes que el gobierno municipal necesita “aire fresco”, y una gestión que permita que la gente “vuelva a la Coruña, a la ciudad en la que nadie es forastero”. Para eso, el candidato conservador apuesta por potenciar el empleo, el comercio local o duplicar las ayudas sociales. También promete ejecutar un plan de austeridad, en la misma línea que el aplicado por la Xunta del PP a su llegada al gobierno autonómico, y a que la ciudad “recupere su personalidad” en un mundo globalizado.
En la recta final de la campaña, Negreira explicó que su proyecto de ciudad incluye un “contrato” con cada barrio. “No son obras faraónicas, pero son las que necesitan los vecinos”, manifestó el aspirante a la alcaldía del PP durante el desayuno. Como ejemplo de su política de barrios, el candidato conservador se acercó después del encuentro hasta O Castrillón, donde le transmitió a los vecinos las propuestas del PP.
Así, Negreira prometió acabar con una de las viejas reivindicaciones de los residentes: la eliminación de todos los tapones urbanísticos de la zona, algo que, según el líder del PP local, “el PSOE lleva en su programa electoral desde 1996 y, 13 años después, siguen ahí”. En especial, hizo referencia a los números 61, 63 y 65 de la calle de Antonio Ríos, donde se comprometió a eliminar las de las barreras arquitectónicas “existentes desde hace 20 años”, que permita a sus vecinos acceder a sus casas.

Feijóo incita a acudir a las urnas para evitar otro pacto “por unas decenas de votos”