Moix dice no tener “apego” al cargo y asegura que hablará con Maza

|

El fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix, informó ayer que “esta noche o mañana (por hoy)” conversará con el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, sobre la empresa “offshore” radicada en Panamá de la que es dueño al 25%, al mismo tiempo que aseguró que no tiene “ningún apego” ni “interés” en mantener el cargo.
“No tengo ningún interés en mantener una situación si se considera que no soy el más idóneo. No hay problema”, señaló en declaraciones en Onda Cero . Es más, afirmó que estaría dispuesto a dimitir como fiscal jefe Anticorrupción si su permanencia en el cargo perjudica a la institución.
“No le quepa duda”, recalcó tras ser preguntado si se apartaría del puesto, aunque aseveró que no se lo ha “planteado”. En este punto, aludió a la “conversación pendiente” que tiene con Maza y que tendrá lugar “esta noche o hoy” porque ahora “no está en Madrid”.

Cueste lo que cueste
Moix subrayó que “cualquier solución” sobre su continuidad le parecerá “razonable”: “No estoy aquí para estar cueste lo que cueste y valga lo que valga. Igual que me han puesto me pueden quitar”, destacó Moix..
Asimismo, reconoció que es “indudable” que calculó “mal” las repercusiones que podía tener una sociedad panameña. De hecho, apuntó que, si no informó a sus superiores antes de ser nombrado, fue porque consideró “irrelevante” este asunto ya que “no había incompatibilidad” para el ejercicio de la función.
Mientras, el Gobierno cambió de actitud ante Moix y pasó de la defensa al silencio, con lo que el futuro del fiscal jefe Anticorrupción se oscurece y queda pendiente de la reunión con Maza.
Porque a Maza señalaron ayer tanto la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, como el ministro de Justicia, Rafael Catalá, preguntados por Moix y por su participación en una sociedad radicada en el paraíso fiscal de Panamá.
Tras la confianza expresada el martes en Portugal por el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, los miembros del Gobierno optaron por recordar que es al fiscal general al que corresponde nombrar y remover al jefe Anticorrupción.
No obstante, el propio Catalá explicó a los periodistas en una conversación informal que él desconoce si Moix va a dimitir y les aconsejó que no lo den por hecho. También contó que el martes llamó a Maza. l

Moix dice no tener “apego” al cargo y asegura que hablará con Maza