Rajoy propone un gran pacto contra la corrupción con más penas y controles

el congreso celebró ayer la primera sesión del debate del estado de la nación efe/juanjo martin
|

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, reclamó ayer “un amplio acuerdo” contra la corrupción con nuevas leyes para controlar las cuentas de los partidos, obligar a sus gestores a comparecer en el Parlamento, auditar el patrimonio de los cargos públicos e incrementar las penas.

Rajoy reservó a esta cuestión buena parte de su discurso en el debate del estado de la nación que se celebra en el Congreso, donde aseguró que “toda corrupción es insoportable” y le “repugna”, aunque le enorgullece que las instituciones funcionen en su persecución.

Entre las propuestas concretas, se comprometió a presentar en el Parlamento un “proyecto de ley orgánica de control de la actividad económica financiera de los partidos”, que obligará a las formaciones a depositar sus cuentas en un registro público”.

Según la propuesta, se establecería un “doble control externo” sobre esos gestores o tesoreros, que deberán responder ante el Tribunal de Cuentas y también comparecer anualmente en el Parlamento para explicar cómo han manejado los recursos.

Propone además reformar el Código Penal y la Ley de Enjuiciamiento Criminal para endurecer las penas previstas para los delitos de corrupción, ampliar los plazos de prescripción y agilizar los procedimientos, de modo que la tardanza en responder “no sea una forma de impunidad”.

 

estatuto público

Junto a estas medidas anunció que presentará una “ley orgánica reguladora del ejercicio de las funciones públicas”, un estatuto del cargo público que tasará las escalas de retribución, los sistemas de protección social o las compensaciones tras el cese y que reforzará la Oficina de conflicto de intereses.

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, reiteró ayer su invitación a dimitir al presidente del Ejecutivo, convencido de que no se puede gobernar un país pendiente cada mañana de que Luis Bárcenas tenga “un ataque de sinceridad”.

Rajoy y Rubalcaba se reprocharon ayer la falta de credibilidad ante los españoles y se enzarzaron en la lucha contra la corrupción política echándose en cara casos protagonizados por representantes del PP y de los socialistas.

 

Rajoy propone un gran pacto contra la corrupción con más penas y controles