La obra de la autovía de la Costa da Morte se inicia en agosto para estar acabada en 2013

|

110610_autovia_02a_14200095

  redacción > carballo

  Las obras de la autovía Carballo-Berdoias comenzarán en agosto. Así lo avanzó ayer el conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, Agustín Hernández, después de firmar con el Consorcio Autovía Costa da Morte el contrato de concesión de obra pública que permitirá ejecutar la infraestructura.
La construcción se inicia en agosto próximo y entrará en servicio en el verano de 2013, con casi 42 kilómetros, 25,4 de ellos correspondientes al tramo Carballo-Baio y 16,4 al de Baio-Berdoias.
La Xunta adjudicó esta actuación a mediados del mes de mayo por un importe de 745 millones de euros y un plazo concesional de 25 años. El consorcio adjudicatario está formado por las constructoras gallegas Copasa, CRC, Covsa y Taboada y Ramos.
Desde el Gobierno gallego recuerdan que esta fue la oferta mas ventajosa entre las dos que se habían presentado al concurso de concesión de la autovía.
Hernández destacó que la consellería cumple de este modo la palabra dada a los ciudadanos de la Costa da Morte, adjudicando la autovía con un ahorro de más de 300 millones de euros con respeto a la anterior licitación.
Recordó que la Xunta está desbloqueando y haciendo viable la construcción de la autovía de la Costa da Morte, solucionando los problemas heredados del anterior Gobierno bipartito, y de la misma manera cumplirá la palabra dada y finalizará la autovía en el horizonte de esta legislatura.

Histórico > Tras la firma del documento, Hernández afirmó que se trata de un día “histórico” para la comarca, que “necesita” esta infraestructura. Con su ejecución, ha dicho, la Xunta da por “superado” uno de “los principales obstáculos” heredados del anterior gobierno y considera cumplido el plan Galicia anunciado tras el “accidente del Prestige” y que el bipartito “olvidó”.
Así, el responsable de Infraestruturas ha defendido que el Gobierno gallego ha ido “incluso más rápido” de lo que comprometió en la licitación de esta obra, que ya sufrió varios retrasos.
De hecho, la autovía fue adjudicada por el anterior Ejecutivo gallego, pero el contrato con la concesionaria fue rescindido. El actual equipo volvió a iniciar el proceso para licitarla, que también fue paralizado y reiniciado para desembocar en la actual adjudicación a una UTE (unión temporal de empresas).
La autovía es la primera de las infraestructuras licitadas por el procedimiento de colaboración público-privado que se adjudican bajo ele canon de disponibilidad (frente el canon de demanda).
Este nuevo sistema consiste en la contraprestación por canon de disponibilidad anual, cuyo importe máximo está ofertado por la sociedad concesionaria de la infraestructura y que se modula en función de la calidad del servicio, dependiendo de los valores alcanzados para los indicadores de calidad y estado de la vía.


 

La obra de la autovía de la Costa da Morte se inicia en agosto para estar acabada en 2013