Las Mareas dan la vuelta al mapa político de los ayuntamientos

GRA659. VIGO. 24/05/2015.- El candidato socialista en Vigo, Abel Caballero, celebra los resultados electorales, esta noche en Vigo. EFE/Salvador Sas
|

Tal y como reflejaban los sondeos preelectorales las Mareas han irrumpido con fuerza en el panorama político de las grandes ciudades y han originado que los tres grandes partidos vean reducida su representación en beneficio de las plataformas ciudadanas, que irrumpen en A Coruña, Ferrol y Santiago.
De este modo, los populares pasan de 188 a 148 mayorías absolutas, con 54 relativas, mientras que el PSdeG subió de 35 a 49, y el Bloque de once a trece. Pero, el PPdeG fue la lista más votada en 202 municipios, los socialistas en 78 y el BNG en 18.
En consecuencia, el PPdeG pierde casi 200.000 sufragios, al pasar de 710.000 a 517.000, el PSdeG, de 411.000 a 384.000 y el BNG, de 261.000 a 186.000.
En el conjunto de la comunidad, el PP ha ganado las elecciones en porcentaje de voto, pero se ha dejado casi diez puntos respecto a 2011, tras obtener casi el 36 por ciento, nueve puntos más que el PSdeG (26,3%) y casi 23 puntos más que el BNG, tercera fuerza con un 12,9 por ciento.
El regidor vigués es el único que salva a los socialistas gallegos del desplome cosechado en las grandes ciudades.
El PSdeG, que ha logrado subir un punto y medio su resultado respecto a 2011, ha conseguido una mayoría absoluta incontestable en Vigo, la ciudad más poblada de Galicia, en donde Abel Caballero encabezará un tercer mandato al pasar de gobernar en minoría con once concejales a 17. En esta ciudad el PP se ha desplomado casi 15 puntos y pasa de ser primera fuerza con trece concejales a siete. El PP presentó a Elena Muñoz, la conselleira de Facenda hasta el pasado mes de febrero, una opción del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.
En Pontevedra, el BNG se asegura prácticamente la Alcaldía para Miguel Anxo Fernández Lores, que liderará un quinto mandato y se ha quedado a un concejal de la mayoría absoluta.
Además de en A Coruña y en Santiago, las candidaturas de unidad popular han logrado ser segunda fuerza en Ferrol, por delante del PSdeG, y han logrado entrar en Vigo, donde el BNG no ha conseguido representación, en Lugo, en Pontevedra y en Ourense, donde la formación nacionalista tampoco ha obtenido ningún concejal.
Ciudadanos, única de las fuerzas emergentes que se presentaba con su marca, –Podemos lo ha hecho en muy pocas localidades y en casi todas en apoyo de las Mareas–, ha logrado obtener representación en Pontevedra, Lugo y Ferrol.
La bajada de votos del PP le ha hecho perder la mayoría absoluta, si bien sigue siendo primera fuerza, en feudos tradicionales como Ribeira o Lalín.
A Coruña y Santiago eran feudos socialistas hasta 2011, cuando el PP logró la mayoría absoluta tras más de dos décadas en la oposición y en las que ahora, cuatro años después, ha quedado relegada a segunda fuerza por el empuje de las mareas, candidaturas de unidad popular en las que, entre otras organizaciones, participan las fuerzas que componen AGE, que ya irrumpió en 2012 en el Parlamento.
En Santiago, Compostela Aberta fue la lista más votada y obtiene diez ediles, por nueve del PPdeG, que se dejó cuatro, con lo cual la apuesta por el alcalde de Teo, Martiño Noriega, lo convierte en el futuro regidor de la ciudad.

Las Mareas dan la vuelta al mapa político de los ayuntamientos