Un año más en el ‘infierno’

|

Decepción mayúscula en San Lázaro. El Compostela seguirá un año más en Tercera División tras perder por la mínima ante un Salmantino que ya es de Segunda División B. El solitario tanto de Garban fue determinante para el ascenso charro, que completó la fiesta del fútbol de Salamanca tras el éxito conseguido el sábado por el Unionistas .
La iguladad fue la tónica en el primer cuarto de hora de un partido marcado por el fuerte calor. Sin embargo, el Compostela se fue haciendo con el control del encuentro a medida que fueron transcurriendo los minutos ante un rival que buscó la velocidad en ataque para sorprender.
La mejor ocasión de los locales llegó a los 25 minutos con un disparo de Rubén al larguero. El extremo recibió en la banda derecha, recortó hacia dentro y chutó con la zurda, su pierna menos buena, pero el balón salió repelido por el travesaño.
De la euforia a la decepción. Y es que el auténtico jarro de agua fría para el Compos llegó en el minuto 27 en un centro con la cabeza al segundo palo de Juanan al que Murci no llegó, pero sí Garban para hacer el 0-1 y acercar a su equipo a la categoría de bronce.
A partir de ahí, los hombres de Yago Iglesias intensificaron sus acciones ofensivas en busca de un empate que igualaría la eliminatoria. Pero el Salmantino supo defenderse muy bien y mantuvo la portería a cero hasta el descanso.
Tras el receso, la segunda mitad empezó muy movida. Murci pudo conseguir el segundo tanto en los primeros instantes del periodo, mientras que Rubén se encontró a Rodri y no consiguió empatar para los locales cuando lo tenía todo a su favor. Coque, posteriormente, tuvo una doble oportunidad. Luego fue el turno de Primo, pero su disparo se marchó rozando el palo de la portería salmantina.
El Compostela arrinconaba a su rival pero los minutos corrían y el marcador seguía siendo el mismo en buena medida por la sólida defensa visitante. A un cuarto de hora para el final, el colegiado detuvo el partido para que los jugadores se hidratasen.
El técnico local puso toda la carne en el asador y metió más pólvora en el terreno de juego, en un último intento de buscar el empate y forzar la prórroga. Los gallegos se volcaron totalmente al ataque. En el minuto 81, Cardeñosa estuvo muy atento cuando se disponía a rematar Caramelo. No se quedó atrás el Salmantino que buscó también un gol que sentenciara definitivamente la eliminatoria.
Los nervios afloraron por un y otro lado y el visitante Ortiz fue expulsado por invadir el campo cuando se encontraba en el banquillo. Caramelo tuvo dos claras ocasiones. La primera en el minuto 87 en una jugada de contragolpe, y en tiempo de añadido el jugador no supo resolver ante el portero cuando lo tenía todo a su favor. La última opción la tuvo Álex Ares en un disparo que salió fuera ajustado al palo.
Poco después, el colegiado dio por finalizado el partido con el ascenso del Salmantino y la decepción de los aficionados gallegos. l

Un año más en el ‘infierno’