Culleredo estrena una nueva avenida urbana que conecta Fonteculler con O Portazgo

El Ideal Gallego-2014-12-28-017-8cbc3348

El Ayuntamiento de Culleredo informó ayer de la reciente finalización de los trabajos correspondientes a la construcción de una nueva avenida que conecta los núcleos de Fonteculler y O Portazgo.
Se trata de una de las principales actuaciones que se programaron para este año –la remodelación de la AC-215, la avenida de Electo Carballo–, ya que el gobierno local consideraba prioritario mejorar esta calle tan transitada, que atraviesa A Corveira y Cordeda, “una importante trama residencial”.
Desde el Ayuntamiento subrayan en este sentido que la carretera autonómica es ahora una avenida urbana, ya que la reciente actuación ha permitido que cuente con aceras, pasos de cebra elevados y nuevas marquesinas. En definitiva, señalaron, “un diseño pensado para los vecinos”.
Las aceras, explica el gobierno local, fueron construidas en el margen derecho de la carretera, en sentido O Portazgo, en una longitud de 700 metros. Esta acción concreta constituía una demanda vecinal para proporcionar a los peatones un espacio seguro.
Asimismo, tienen una sección variable, con un mínimo de 1,5 metros, bajo las que se instalaron los tubos para los diferentes servicios.
Por otra parte, los trabajos que se acaban de terminar tenían el objetivo de reducir la velocidad de los vehículos que circulan por la zona, ya que la seguridad vial es uno de los puntos clave de las obras.
Para ello, se han elevado los pasos de peatones al nivel de las aceras y, además, se ha procedido a la instalación de nuevas marquesinas en varias paradas de autobús.

otras actuaciones
El proyecto de creación de esta nueva avenida urbana incluyó asimismo la instalación de la red de pluviales, con sumideros cada 50 metros. Además, la avenida dispone de nueva pavimentación y señalización horizontal y vertical.
El Ayuntamiento explicó igualmente que la conversión de esta calle en travesía urbana hará que pase a ser competencia municipal, tal y como se acordó entre la administración local y la Xunta, actualmente la propietaria de la misma.
En virtud de este acuerdo, el cambio, aunque supondrá un mayor coste para las arcas cullerdenses, permitirá que, como señala el gobierno presidido por Julio Sacristán, “ofrecer un mejor mantenimiento a los residentes” en la zona.

Culleredo estrena una nueva avenida urbana que conecta Fonteculler con O Portazgo

Te puede interesar