La huelga en NCG cierra casi todas sus oficinas para pedir otra negociación

Varios centenares de trabajadores de Novagalicia Banco durante la manifestación para protestar por los ajustes de plantilla planteados por la dirección de la empresa, esta mañana en Santiago de Compostela. EFE
|

Los seis sindicatos convocantes -CCOO, UGT, CIG, CSICA, ASCA y CGT- han mantenido la convocatoria de huelga después de rechazar, el pasado lunes, la oferta de la dirección de Novagalicia para reducir los 2.250 despidos previstos en la entidad, así como otras medidas de ampliación de horario comercial y reducción de jornada.

Los representantes de los trabajadores dicen que en el caso de Bankia y Banco de Valencia, entidades también nacionalizadas, se marcó "parte de lo que es el camino" a seguir en sus negociaciones laborales, pero "nosotros, ¿a cuenta de qué?", alegan para no desconvocar la huelga, si "no se ha movido" la empresa.

Así, la dirección de Bankia y los sindicatos han alcanzado un principio de acuerdo sobre el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará a 4.500 empleados, frente a los 4.900 previstos inicialmente, mientras que en Banco de Valencia se ha acordado que el ERE afectará a 795 empleados, frente a los 890 anunciados.

"Novagalicia es la única entidad que va a la huelga porque la empresa no se ha movido" y "nos gustaría estar en otra negociación", ha explicado a los periodistas el sindicalista de CCOO Luis Mariño en Compostela, donde medio millar de trabajadores se han manifestado desde las 12:00 horas ante la oficina principal y alrededor de la Plaza de Galicia.

Los sindicatos de NCG advierten de que habrá más paros, concentraciones y huelgas "si esto no avanza" en el número de despidos, prejubilaciones o salidas voluntarias de la empresa.

Según CCOO, el cien por cien de las sucursales de NCG en Santiago permanecen cerradas, como en otras ciudades gallegas, ha precisado, por lo que ha calificado de "magnífica" esta huelga.

Por su parte, NCG ha informado en un comunicado de que el seguimiento de la huelga ha sido hasta las 12:00 horas del 43,51 % de la plantilla, por lo que ha podido atender en un 70 % su actividad normal sin incidencias.

"La gente está muy quemada porque la empresa no está poniendo nada de su parte" y sigue este proceso con un "optimismo moderado", lamenta Mariño mientras sostiene, junto a otros compañeros del resto de sindicatos convocantes, una pancarta con el lema "Ayudas para los banqueros, despidos para las personas".

Los manifestantes han coreado consignas como "Recortes y despidos para directivos", "Su beneficio, nuestro sacrificio", "Somos trabajadores, no estafadores" o "Castellano, dimisión".

En A Coruña, varios centenares de trabajadores han participado en la manifestación que ha partido de la calle Nova, frente a la sede central de la entidad en Galicia, y ha desembocado media hora después ante la Delegación del Gobierno.

En declaraciones a los periodistas, el dirigente de CCOO Julián Valiente ha señalado que todos los sindicatos con representación en Novagalicia Banco han decidido mantener la convocatoria de huelga porque "no hay acuerdo ninguno".

Además, ha reclamado a la dirección de la entidad que "reflexione" y al menos sea posible abrir una vía de diálogo, y ha recordado que "aún hay tiempo" hasta que finalice el periodo de consultas el próximo día 15.

Valiente ha precisado que Bankia va a continuar en solitario y el Banco de Valencia va a ser absorbido por Caixabank mientras se desconoce el futuro de Novagalicia Banco.

También en Ourense, casi un millar de trabajadores de NCG participaron en la manifestación, que partió de la oficina de la calle Paseo y finalizó ante la Subdelegación del Gobierno.

El representante de UGT, Xosé Ramón Del Pliego, ha calificado de "exitosa" esta convocatoria porque "aquí se encuentra la casi totalidad de los trabajadores" que la entidad tiene en Ourense.

En cuanto a la huelga, ha asegurado a Efe que "solo una oficina está abierta con un único trabajador".

En Pontevedra, unas 300 personas partieron de la Plaza de San Xosé, frente a la sede de NCG, para protestar por el Expediente de Regulación de Empleo planteado por la entidad.

Los asistentes se felicitaron por el alto seguimiento de la huelga, "superior al 90%", según Javier Mera, portavoz de CGT, que entiende que la empresa "tiene que tomar buena nota".

"El ERE de NCG no es un ERE normal", ha comentado por su parte Carlos Peso, del sindicato CSICA, quien ha recordado que es "el cuarto" que atraviesa la entidad en los últimos años.

"El alto seguimiento nos da mucha fuerza, la empresa tiene que pensar que detrás de esta pancarta hay muchas familias que viven un momento muy difícil y a la que nadie les dice nada", ha añadido Pedro Morla, de UGT, que como sus compañeros espera que las negociaciones avancen en la reunión prevista para el lunes con los responsables del banco.

Asimismo, más de un centenar de personas se han manifestado en el centro de Lugo en contra de los despidos, pues NCG "sigue pensando en despedir a 2.500 personas y no mueve nada, porque el intento que hizo el pasado lunes fue un poco para presionar para que no se hiciese huelga", ha afirmado Teo García, representante de ASCA.

Según García, la huelga está siendo un "éxito" con "el 90% de las oficinas de Galicia", por lo que "la empresa tiene que mover ficha".

"La empresa -alega- pretende vaciar de contenido, achatarrar la entidad para venderla después al mejor postor. No está dando solución a nada, a ninguno de los problemas que tiene hoy en día, como preferentes, cierre de oficinas en el rural o los empleados".

Por su parte, Antonio Lojo, representante de la CIG, ha dicho que la "esperanza" de los trabajadores radica en que "por parte de la dirección" se tenga en cuenta el "éxito" de esta huelga para que pongan sobre la mesa "mejores condiciones de las que les están ofreciendo" a los empleados.

En Vigo más de mil personas se concentraron en un acto de protesta que incluyó cortes de tráfico momentáneos y la lectura de un manifiesto en la sede central, ubicada en Policarpo Sanz.

La anécdota la marcó la coincidencia de estos trabajadores con la movilización de los estudiantes universitarios y de enseñanza secundaria que han salido también hoy a la calle en las principales ciudades gallegas para exigir la retirada del proyecto de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) y pedir la dimisión del ministro de Educación, José Ignacio Wert.

La huelga en NCG cierra casi todas sus oficinas para pedir otra negociación