El Constitucional decide vetar por unanimidad a una investidura a distancia en Cataluña

GRAF8606. MADRID (ESPAÑA), 27/01/2018.- Imagen de la sede del Tribunal Constitucional (TC), que se encuentra reunido para tratar si este admite a trámite el recurso del Gobierno contra la investidura de Carles Puigdemont, esta tarde en Madri
|

El Tribunal Constitucional (TC) decidió ayer por unanimidad suspender la investidura de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat solo en el caso de que el Parlament acuerde que sea telemática o cualquier otra fórmula no presencial.
Se trata de una medida cautelar acordada en respuesta al recurso que interpuso ayer el Gobierno y que va acompañada de un requerimiento en el que advierten a los miembros de la mesa de la Cámara de las responsabilidades, incluidas las penales, en que pueden incurrir si desobedecen esta suspensión.

Tres condiciones
La medida acordada pasa por suspender “cualquier sesión de investidura que no sea presencial y que no cumpla” tres condiciones.
“No podrá celebrarse el debate y la votación de investidura del diputado don Carles Puigdemont i Casamajó como candidato a Presidente de la Generalidad a través de medios telemáticos ni por sustitución por otro parlamentario”, es la primera.

Autorización judicial
Tampoco podrá procederse a la investidura del candidato “sin la pertinente autorización judicial, aunque comparezca personalmente en la Cámara, si está vigente una orden judicial de busca y captura e ingreso en prisión”.
Como tercera condición, los magistrados imponen que los miembros del Parlament “sobre los que pese una orden judicial de busca y captura e ingreso en prisión no podrán delegar el voto en otros parlamentarios”.
Los magistrados concluyen, declarando “radicalmente nulo y sin valor y efecto alguno cualquier acto, resolución, acuerdo o vía de hecho que contravenga las medidas cautelares adoptadas en la presente resolución”.
Esta medida cautelar la tomaron mientras deben decidir aún sobre la admisión a trámite del recurso, algo que harán una vez hayan oído a todas las partes y haya resuelto las dudas que plantearon los diputados electos del JxCat sobre su admisibilidad, para lo cual dan diez días.
Asimismo, el Constitucional, que inició su reunión a las 13.00 horas, admitió la personación de Puigdemont y los diputados de JxCat con el fin de que “puedan defender sus derechos e intereses legítimos a título particular”.
El Gobierno consideró que la decisión del Constitucional permite evitar una “burla” a la ley, al Parlamento de Cataluña y al resto de grupos políticos de la cámara.
A juicio del Gobierno, la prohibición de la celebración de un pleno para investir a Puigdemont pone en valor el propio reglamento del Parlament frente al “fraude” y la vulneración de los derechos de los parlamentarios que supondría la investidura a distancia.
Además, el Ejecutivo recalcó que Puigdemont no podrá atender de forma presencial el pleno  sin haber obtenido previamente una autorización judicial.
 
Rajoy pide respeto
Por su parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, instó a respetar la decisión del Alto Tribunal al subrayar que todos los demócratas están obligados a respetar las decisiones judiciales..
Rajoy hizo estos comentarios en un mensaje en su cuenta de Twitter. “Todos los demócratas tenemos la obligación de respetar las decisiones de los tribunales. El Gobierno de España seguirá cumpliendo además con su deber de defender la ley y los derechos de los catalanes y del conjunto de los españoles”, escribió el jefe del Ejecutivo. l

El Constitucional decide vetar por unanimidad a una investidura a distancia en Cataluña