Once, la cima inalcanzada

Los verdiblancos tienen una gran oportunidad para lograr un registro que la temporada pasada lo impidió la derrota en Taradell... Pero esta vez juegan en casa | quintana
|

Tras la victoria del viernes ante el Girona, la décima en otros tantos partidos, el Liceo volverá a saltar a la cancha de Riazor hoy a partir de las 20.00 horas para ponerse al día y disputar el partido aplazado de la sexta jornada ante el Palafrugell. Independientemente de que el Liceo quiera mantener su buena racha y el pleno de puntos, en la mente de todo componente del equipo herculino y de cualquiera de sus aficionados está batir un récord, el de alcanzar las once victorias consecutivas.

A punto estuvieron los de Juan Copa el pasado curso de superar esos diez triunfos seguidos de la temporada 91-92. El día que podía haber llegado el undécimo, se produjo la sorprendente derrota en la pista del Taradell.

Y aunque ahora la oportunidad llega en casa, lo de la pasada campaña es una buena lección para salir ante el Palafrugell como frente a los diez anteriores, fuese Barcelona o Mataró: a por todas y a por la victoria.

La mala noticia es la ausencia del capitán verdiblanco, Dava Torres, con problemas musculares. Así que serán dos, y no uno, los componentes del segundo equipo que entran en la lista, Nahuel Castro y Pablo Parga.

El Palafrugell llega a este encuentro con muy pocos partidos disputados, debido a la pandemia. Tan solo seis, pero con buenos resultados. Solo lleva una derrota (7-0, contra el Barcelona en la primera jornada), y ha sumado puntos en las victorias frente a Vic (7-4) y Vendrell (3-1), y en los empates ante Mataró (3-3), Noia (5-5) y Girona (2-2). Con ello, figura en la mitad de la tabla (décima posición), con 9 puntos.

Además, Riazor le trae buenos recuerdos, ya que no hace ni dos años que en esta pista ganó la Copa Princesa, superando en la final al segundo equipo del Liceo.

De todas formas, hoy el equipo de Juan Copa es favorito. Ganando recuperaría los cinco puntos de ventaja sobre el Barcelona.
Independientemente del récord, lo más importante para los herculinos es no fallar, conseguir el mayor número de puntos y mantener una racha que, de momento, ya ha llegado a los 30 puntos.

Once, la cima inalcanzada