Rías Baixas cierra la vendimia con 38,5 millones de kilos de uva con un “magnífico” estado sanitario

22
|

Además la merma ha sido menor de la esperada y solo ha supuesto un 1,9% con respecto a la anterior cosecha. 

La recogida se prolongó desde el 8 de septiembre hasta el 14 de octubre, “en las fechas habituales para esta denominación”, explicó  el director técnico del Órgano de Control y Certificación del Consejo Regulador, Agustín Lago. El buen tiempo permitió, además, realizarla a buen ritmo y sosegadamente. 

Con todo, si algo caracterizó a esta vendimia fue “el magnífico estado sanitario de la uva”, según el experto, quien explicó que “la estabilidad meteorológica de agosto y septiembre, con tiempo seco y soleado, permitió que la fase de envero se desarrollase de modo adecuado y que finalmente la uva se encontrase en muy buenas condiciones”. 

Condiciones meteorológicas
El primer semestre del año estuvo meteorológicamente marcado por la sucesión de sistemas frontales, procedentes del Océano Atlántico, que dejaron en primavera temperaturas frías y elevadas precipitaciones “e hicieron temer que el rendimiento del viñedo se viese afectado”, explicaron desde la DO. Sin embargo, la brotación “fue excelente”, y aunque se produjeron algunos ataques de mildiu y oídio, localizados especialmente en la subzona de O Condado do Tea, además de algunas pérdidas por corrimiento de flor, “una defensa adecuada contra los hongos por parte de los viticultores y una meteorología favorable en la segunda mitad del verano hicieron posible anular amenazas”. 

Así, finalmente se superó la previsión inicial realizada por los técnicos con solo una merma del 1,9% con respecto a 2017, alcanzando los 38.595.306 kilos de fruto.

Viticultores y litros de vino
En esta campaña de vendimia participaron un total de 5.265 viticultores, que recogieron uva en 4.043 hectáreas repartidas entre 21.722 parcelas y para las 183 bodegas inscritas en el sello de calidad. En cuanto a los controles, desde el Consello explicaron que se empleó el sistema de auditoría en el que trabajaron un total de 25 auditores/veedores.

Ahora la industria está inmersa en la producción del vino. Según las mismas fuentes, con estos más de 38,5 millones de kilos de uva se prevén elaborar unos 26 millones de litros de vino para atender la demanda que existe de los vinos de la Denominación de Orixe Rías Baixas en los mercados gallego, español y el internacional.

Rías Baixas cierra la vendimia con 38,5 millones de kilos de uva con un “magnífico” estado sanitario