El más difícil todavía

Copia de Deporte Campeón-2016-03-12-004-670dd809
|

 

El equipo coruñés regresa a un escenario de triste recuerdo para el deportivismo, puesto que el 30 de noviembre de 2014, el aficionado blanquiazul Francisco Javier Romero Taboada ‘Jimmy’ era asesinado por seguidores del Frente Atlético. Por este motivo, la Federación de Peñas ha decidido no acompañar al equipo, que vive su momento más difícil de la temporada. 
Pese a que la escuadra herculina se encuentra instalada en una cómoda decimotercera posición de la Liga, los pupilos de Víctor Sánchez del Amo se han desinflado en esta segunda vuelta del campeonato, hasta el punto de haber visto recortada de forma ostensible su distancia sobre los puestos de descenso, que ahora es de siete puntos.
El motivo de esta caída en picado es la sequía de victorias que sufre el conjunto coruñés desde el pasado 19 de diciembre, cuando se impuso al Eibar en Riazor (2-0), con goles de Lucas Pérez y Alejandro Arribas.
Desde entonces, la ‘nave’ blanquiazul ha encallado, incapaz de volver a ganar un partido. Doce jornadas de Liga acumula el Deportivo sin conocer el triunfo. En total, catorce partidos oficiales sin ganar si tenemos en cuenta también los dos enfrentamientos de la Copa del Rey con el Mirandés.
Hoy no visita precisamente al mejor adversario para abandonar la mala dinámica, puesto que el Vicente Calderón es una de las plazas que peor se le dan al equipo coruñés.
El Deportivo tan solo ha puntuado en diez de sus 41 visitas al campo del Atlético de Madrid (cinco victorias y cinco empates)y ha perdido en sus nueve últimos desplazamientos en Liga al feudo rojiblanco. De hecho, el último triunfo liguero allí se produjo en la temporada 1999-2000, la del título de Liga, gracias a un doblete de Roy Makaay y un gol del actual técnico blanquiazul, Víctor Sánchez del Amo.
 A los precedentes, se une el excelente momento de forma que atraviesa el equipo que dirige Diego Simeone, que no renuncia al título de Liga, a pesar de encontrarse a ocho puntos de distancia del líder de la competición, el Barcelona.
Los colchoneros, que no pierden precisamente desde su derrota con el Barça en la vigesimosegunda jornada (desde entonces han sumado cinco triunfos -incluida la victoria en el derbi con el Real Madrid- y un empate), tienen el objetivo de seguir acosando al equipo catalán hasta que las matemáticas les digan que es imposible proclamarse campeones. Además, en su mente está evitar que se les acerque el conjunto de Zinedine Zidane, que es tercero con cuatro puntos menos que el ‘Atleti’.
El equipo rojiblanco, el menos goleado de la categoría con solo doce tantos encajados, se muestra muy sólido en su campo, donde suma nueve triunfos en el torneo de la regularidad, tres empates (con el Madrid, el Sevilla y el Villarreal) y una sola derrota (ante el Barcelona).
Para el choque con los colchoneros, Víctor Sánchez del Amo cuenta con varias bajas importantes. A las ausencias ya conocidas de Sidnei, Juan Domínguez y Fabricio.

El más difícil todavía