Comienza el reparto de 3.000 cestas solidarias en el antiguo local del restaurante Manolito

Los beneficiarios formaron una cola para recoger su cesta | javier alborés
|

El restaurante Manolito de la calle de Santiago Rey, que había cerrado en febrero de este año, vuelve abrirse estos días con un fin parecido al que le mantuvo abierto durante decenios: dar de comer. Porque ayer se convirtió en un punto de reparto de 3.000 cestas de Navidad donadas por un empresario anónimo. En realidad, estaba previsto que el reparto comenzara hoy, pero se decidió adelantarlo para evitar aglomeraciones .

Así que, desde por la mañana temprano, una pequeña cola de personas necesitadas se formó frente al antiguo local del restaurante, con el padrón y el DNI en la mano, los dos documentos que se exigían para obtener una cesta, que incluía varios productos no perecederos, como dulces, embutidos, y otros alimentos, incluidos algunos no tan navideños, como legumbres o pasta, pero igualmente bienvenidos..

En la primera hora los voluntarios ya habían repartido cerca de ochenta cestas, y el reparto continuó a buen ritmo durante todo el día, a pesar del mal tiempo. Algunos de los que acudían al restaurante dejaban allí la cesta y, para aligerar peso, traspasaban los alimentos a bolsas de plástico.

Se espera finalizar la entrega el día 23, siempre en horario continuo, de ocho de la mañana a ocho de la tarde, aunque los sábados abrirán de 08.00 a 14.00 horas y los domingos permanecerá cerrado.

Comienza el reparto de 3.000 cestas solidarias en el antiguo local del restaurante Manolito