A Falperra presenta planes que avalan que Santa Lucía comparta plaza y ambulatorio

El representante del colectivo, Antonio Deus, explicó que de los cinco se podría sacar lo mejor para redactar un posible proyecto definitivo | javier alborés
|

La asociación de vecinos y comerciantes de A Falperra presentó ayer hasta cinco propuestas de arquitectos vinculados al barrio para rehabilitar el mercado de Santa Lucía de manera que sea plaza, centro de salud y sede vecinal con plazas de aparcamiento incluidas en las plantas inferiores. Para los vecinos, al contrario de lo que defiende el Ayuntamiento, sí es posible compartir usos de salud y mercantiles. Ellos ven prioritario la puesta en valor del mercado tradicional que en otra época fue motor y la necesidad de instalaciones sanitarias modernas en una zona que, según afirman, está abandonada desde que la hMarea entró en María Pita. Hechos los deberes, el colectivo dirigido por Antonio Deus remitirá la información al Gobierno local con la intención de que si se abre a dialogar, “nos sentemos todos” para sacar esto adelante. Aclaran que lo que se ve en los planos no son “soluciones definitivas”, sino un punto de partida para redactar un posible proyecto definitivo.

En este sentido, acusan al equipo municipal de frenar el trabajo realizado anteriormente y de no atender al teléfono en “tres años de incomunicación y desprecio”. Deus atribuyó las declaraciones “equivocástesvos de bando” al alcalde tachando a la Marea de imponer un plan y prescindir del centro de salud, tal y como explicaron los ediles en el último acto. Por esta razón, desarrollaron estas cinco ideas que ayer desplegaron para la prensa.
Deus hizo memoria y habló de la convocatoria municipal para reformar el inmueble en navidades de 2016 a la que solo se presentaron dos propuestas, una de ellas elaborada “previamente”, según Deus. La asociación pide la anulación de dicho concurso y la presentación de uno nuevo por no respetar unas mínimas condiciones de imparcialidad al ser una de las administradoras del estudio adjudicatario firmante del manifiesto fundacional del partido, en palabras de Deus.

Sin información
Desde A Falperra afirman estar en el mismo estado “sin información sobre la línea de trabajo del Concello si es que están trabajando en algo”. Los afectados aseguran “desmontar la mentira” con cinco opciones que confirman que centro de salud y mercado son compatibles en un edificio de más de 5.000 metros cuadrados: “No solo caben esos dos usos, sino también hay sitio para el centro vecinal”.
Los cinco se plantean desde la conservación total del actual bloque a la demolición parcial e íntegra. Tienen en común, eso sí, la compartición de usos. Insisten en que los informes que negaban esta premisa “fueron realizados por los adjudicatarios del concurso” y son escritos de parte, no son independientes. La consecuencia de todo esto es, para la asociación, la paralización del plan y el enfrentamiento con la Xunta “con la que Ferreiro no quiso nunca dialogar de forma seria”.

Sobre la oferta que eligió la Marea y que presentó en su momento en el actual mercado, el colectivo hizo un análisis en el que concluyeron que llevar el centro de salud a siete alturas es inapropiado teniendo en cuenta que la infraestructura pide un acceso fácil al ser frecuentado por gente mayor.
Tampoco ven bien que el mercado se distribuya en tres plantas diferentes mezclado con usos vecinales y sin aparcamiento en el edificio. Deus criticó que, a cambio, el proyecto reserve cinco locales destinados a negocios hosteleros en la mejor zona, algo que para ellos no es prioritario.
Por otra parte, añaden que el Ayuntamiento les hizo creer que es imprescindible la conservación del edificio por su interés arquitectónico cuando “la realidad es que su propuesta demuele medio para volver a reconstruirlo igual, pero con una torre cinco metros más alta que la actual. Eso no lo dicen”.
De sus cinco estudios, el portavoz explica que se podrían compatibilizar unos con otros construyendo entre todos la mejor de las opciones. Los trabajos evidencian, según Antonio Deus, que el centro salud se puede poner y que debe estar porque el barrio lo necesita como locomotora: “Obviarlo es partir de una premisa equivocada”.

En este sentido, para el representante, el ambulatorio que les corresponde, en Federico Tapia, es el más anticuado de la ciudad: “Necesitamos prestaciones sanitarias de primer nivel” y para el colectivo, el sitio idóneo es Santa Lucía y no Los Puentes o la parte alta de A Falperra como propone la Marea, porque hay usuarios de la plaza de Vigo que se quedarían descolgados.
Para los vecinos y comerciantes, desaprovechar la localización del inmueble sería esquivar el centro neurálgico del barrio cuando Sanidade está dispuesto a poner los medios. De ahí que pondrán a disposición de unos y de otros el trabajo para que lo valoren y aporten ideas.

A Falperra presenta planes que avalan que Santa Lucía comparta plaza y ambulatorio