El ‘decano’ pone a prueba la carrerilla del Coruña

Taiwo Badmus, que fue baja de última hora para el partido del pasado martes en la pista del Tizona Universidad de Burgos, vuelve a estar a disposición de Sergio García | Quintana
|

El Basquet Coruña, que recupera al alero Taiwo Badmus y contará por primera vez con el pívot Gary McGhee, encara su tercer partido del curso con la moral reforzada por el contundente triunfo (50-78) en Burgos, ante un Tizona que también ha sido la primera –y única– víctima de su rival de esta tarde, el Melilla.

No obstante, el equipo norteafricano, único que ha disputado todas las ediciones de la LEB Oro, sufrió para deshacerse del equipo castellano (93-88), en un duelo donde fue clave el último cuarto (24-17).

 

Francotiradores

El conjunto que dirige, por séptima campaña consecutiva, Alejandro Alcoba acumula prácticamente todo su potencial ofensivo en el perímetro, donde destaca por la puntería desde larga distancia: cuatro jugadores por encima del 45% de acierto en triples, tres superando el 49%.

El cuarteto referente lo forman el exCoruña Mathieu Kamba (12.8 puntos), Andris Misters (12.3), Sergio Llorente (13.3) y Alec Wintering (10.3), este el único miembro del ‘backcourt’ que no amenaza desde el arco: 0 de 3 en los cuatro encuentros disputados.

A la ‘marea naranja’ no le está funcionando como sería deseable el lanzamiento lejano, aunque en El Plantío fueron cinco aciertos de Zach Monaghan (2) y Osvaldas Matulionis (3) lo que aseguró el triunfo después de un parón de más de media hora por problemas en la mesa de anotación, cuando el Tizona se había acercado a solo 10 puntos tras llegar a ir perdiendo por 22.

Por dentro, el Melilla cuenta con el músculo de Papa Mbaye (4.8 y 3.5 rebotes), la potencia de Shaquille Doorson (4.0 y 2.3) y la pelea de Fede Uclés (4.3 y 3.8). Aunque la batería de hombres altos del BC vuelva a estar diezmada por la recaída de Abdou Thiam, que estuvo a gran nivel en Burgos, lo mismo que Justin Raffington, mientras que Rolandas Jakstas y Javi Vega también aprobaron con nota, por lo que la superioridad naranja parece evidente. Y las credenciales de McGhee invitan al optimismo, aunque todavía no haya entrado en la dinámica del grupo.

Así pues, se presentan dos batallas opuestas en el duelo de esta tarde, muy importante para el cuadro herculino, tanto de cara a la clasificación como para seguir adquiriendo ritmo competitivo y confianza.

El ‘decano’ pone a prueba la carrerilla del Coruña