Un escape de gas obliga a evacuar de madrugada todo un edificio en Palavea

los vecinos contemplan, ya por la maã±ana, la instalaciã³n daã±ada de la que surgiã³ la fuga javier alborã©s
|

La rotura de una tubería de gas por causas que todavía no están claras provocó que los bomberos evacuaran a todos los residentes del bloque número 13 del grupo de viviendas Santa Cristina, en Palavea, a la una de la madrugada. Fue una de los vecinas quien alertó a las autoridades de lo que estaba ocurriendo, después de percibir un fuerte olor a gas mientras veía la televisión. Cuando los bomberos llegaron, descubrieron que la fuga procedía de una tubería de la fachada.

Y es que el edificio se encuentra en rehabilitación, como otros bloques del grupo de viviendas, y su fachada estaba cubierta en parte por un andamio. Según apuntan desde Gas Galicia, es posible que el fuerte viento que sopló ayer fuera el culpable de dañar las conducciones, porque parte del andamio habría sido atado a las tuberías de la instalación receptora comunitaria. Sin embargo, la empresa responsable de las obras asegura que la razón es un frustrado intento de robo de cobre: “Nos fuimos de aquí a las siete de la tarde y estaba todo bien. Esta terminal está fuera de servicio, pero aún tiene gas, y debieron darse cuenta cuando la arrancaron de que habían provocado un escape y echaron a correr”.

En todo caso, los bomberos atajaron la fuga y llamaron a Gas Galicia, que veinte minutos después cortaba la válvula general. Los residentes del inmueble, que cuenta con doce viviendas, esperaban fuera, a una distancia prudencia, a pesar que desde la empresa aseguran que no hubo peligro porque el escape se produjo en el exterior y el gas natural, al ser menos denso que el aire, se dispersó rápidamente.

 

sobresalto

Así que, aparte de la interrupción del suministro de gas, que duró unas horas, los afectados solo sufrieron un susto. “Yo estaba durmiendo cuando me despertó mi hijo. Me decía que había habido un accidente y que teníamos que marcharnos, olía muy fuerte a gas y salimos los dos corriendo”, dijo Amelia Blanco.

Una vez en el exterior, los vecinos tuvieron que esperar durante un rato a que los bomberos certificasen que el regreso era seguro o, como en el caso de Blanco, pasar la noche en casa de familiares. La normalidad tardó aún en volver a Palavea.

Un escape de gas obliga a evacuar de madrugada todo un edificio en Palavea