La oposición da por perdidas las inversiones con el superávit de 2017

El Ideal Gallego-2018-11-16-003-183059f9
|

La oposición da por perdidas las Inversiones Financieramente Sostenibles que el Gobierno local tenía previsto llevar a cabo con el superávit del presupuesto del año pasado después de que un nuevo incumplimiento en el pago a proveedores les obligase a iniciar los trámites para destinar esos fondos a amortizar deuda.

La concejala de Hacienda y Administración, Eugenia Vieito, anunció ayer que el Ayuntamiento aprobará hoy en la junta de gobierno local el inicio de un modificado con el que se destinarán 15,1 millones de euros del superávit de 2017 a reducir la deuda municipal.

El Gobierno municipal había anunciado el pasado mes de marzo que este dinero se reservaría para este tipo de inversiones, pero acumula siete meses en los que incumplió el período medio de pago a proveedores, uno de los requisitos que establece el Ministerio de Hacienda para poder invertir estos fondos.

Tanto la concejala como el alcalde, Xulio Ferreiro, señalaron que al Gobierno local todavía le queda una última oportunidad de que parte de este dinero se destine a las inversiones sostenibles. Esto pasaría por aprobar el período medio de pago a proveedores en noviembre y entonces se cambiaría la finalidad de estos fondos.

Visión diferente
Las tres formaciones de la oposición no comparten la visión optimista del equipo de gobierno y consideran que el dinero no se podrá destinar a estas inversiones.

El Partido Popular fue el más contundente y su portavoz, Rosa Gallego, exigió la dimisión de la concejala de Hacienda al entender que es la responsable de que la ciudad no pueda contar con estas inversiones. Xulio Ferreiro respondió a los populares que con ese razonamiento todo el grupo popular debería haber dimitido el año pasado ya que en el salón de plenos votó por destinar dinero del superávit de 2016 a reducir la deuda.

Gallego cifró en 18 millones de euros la cantidad que se pierde para esta finalidad ya que es la que se había dicho en marzo que estaría disponible. “En vez de inversiones en los barrios, lo van a entregar a los bancos”, afirmó. La líder popular habló de “desidia e ineficacia” por parte de la concejala y también incluyó en la responsabilidad al alcalde, Xulio Ferreiro. “Aunque cumplan con el período medio de pago en noviembre no les da tiempo a hacer el expediente”, aseguró Gallego, quien dijo que el anuncio de Vieito de ayer es para “engañar” a la gente. 

La portavoz popular habló de “caos” para definir la gestión por parte de la concejala al recordar que además de este asunto, ningún año se aprobó el presupuesto en tiempo y forma, la cuenta general se está tramitando con bastante retraso, la Relación de Puestos de Trabajo se encuentra inmersa en procesos judiciales y hay numerosos funcionarios movilizándose debido al concurso de traslados que el Gobierno local pretende llevar a cabo.

Por su parte, el portavoz del grupo municipal socialista, José Manuel García, también dio por perdido este dinero para inversiones. “Lamentamos que la ciudad se esté gestionando de esta manera”, dijo García. También señaló que no encuentra “explicación” a que se esté gestionando “tan mal” la ciudad y considera “preocupante” que se produzcan estos casos.

Precisamente el PSOE era la formación con la que el Gobierno local tendría que haber negociado estas inversiones, sobre las que en principio no debería haber grandes problemas ya que serían para mejorar colegios, centros cívicos o instalaciones deportivas, entre otros espacios.

Mientras, Avia Veira, portavoz del BNG, calificó el anuncio de “pésima noticia” por el perjuicio que supondrá para los barrios. Además, indicó que “non se sostén a desculpa do alcalde” y que tendrían que haber agilizado la gestión.

Sin responsabilidad
Eugenia Vieito adelantó que el Gobierno local siguió en octubre por encima de los treinta días establecidos como límite para el periodo medio de pago a proveedores, séptimo mes consecutivo en el que se da esta circunstancia. Lejos de las críticas de la oposición sobre la gestión municipal, la concejala culpó al resto de grupos de no permitir en el pleno el pago de reconocimientos extrajudiciales.

Además, indicó que el Gobierno central introdujo en abril cambios en la fórmula que se utiliza para calcular el período de pago a proveedores y que esto influyó de manera negativa en los registros municipales. También criticó que la nueva Ley de Contratos Públicos obliga a las administraciones a hacer más trámites que dificultan el abono de las facturas.

La oposición da por perdidas las inversiones con el superávit de 2017